Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Falsedad de las personas

Compartir esta publicacion

Me levanté, duché, y acicalé a las 12:30 del mediodía, fui a comprar con mi pareja Daniel unos ricos pasteles para después irnos a comer, lo que sería la primer comida del año, a casa de mi suegra «Mama Rosa». Todos los días 1 de Enero hacemos esto desde hace años, porqué el día primer día del año es cuando se casó con su marido, el padre de mi pareja, así que celebramos las dos cosas, comiendo rico, todos juntos.

La pastelería estaba a rebosar de caras y barrigas animadas, que aún no sabían lo que les deparará el destino este nuevo ciclo, yo sí.
Pobres algunas, como por ejemplo la señora emperifollada de un pasado con dinero, que se colaba delante mía con cara de disimulo cómo si yo fuese gilipollas.

¡Come hija come!, pensé para mis adentros, que te hará falta dulce pronto que te suba la insulina en tu vida aburguesada de un solo abrigo de visón, que sacas en momentos de ferias y circo, ignorando de quien procede, se ha asesinado a un animal precioso lleno de vida para que tú puedas aparentar, enhorabuena por el egoísmo y la falta de empatía, es por esto que el ser humano se diferencia de los animales, y no por su inteligencia.

¡Cuánta estupidez mental y envoltura existe Dios mío! ¡la gente se pasa la vida aparentando tener lo que no tiene!. ¿Cuantos no poseyendo ni un euro presumen tenerlo?: con un estilo de ropa y adornos dorados que pesan más que su conciencia. Se ponen todos juntos por si no percibes lo suficiente su falso cielo, sin embargo su nevera esta vacía, como sus vidas y almas.

Algunos disfrazan su apariencia con un coche más rápido que su cerebro, títulos adquiridos con trajes chaqueta y maletines de saldo.

Con el tiempo e intuición he desarrollado un sexto sentido para captar enseguida a este tipo de gente: huelo la cultura, el estilo o el dinero a distancia, como mis perras me huelen antes de llegar al portal de mi casa.

Analizar a tantísimas personas en mis consultas me ha ido enseñado a conocer de cerca sus puntos flacos, he ido perfeccionando una lupa, un sexto sentido hacía las mentiras y carencias de este tipo de almas perdidas. Para mi sus engorrosas apariencias solo son atrezo social de un ego en decadencia.

He conocido a personas que siendo grandiosamente millonarias y poseyendo un hotel de lujo, visten de chandal todo el día y se arreglan ellas mismas el pelo, personas sanas y naturales que no viven del que dirán los demás, y he conocido a hombres que teniendo: dinero, tierras, casas, fincas, fabricas, edificios, barco y más de 6 coches, llevaban con paraguas colgado bajo nuca, eran paletos como pocos pero no les importaba.

También, cómo ya te conté anteriormente, a quien siendo una popularísima presentadora de televisión en España en máximo apogeo: I.G, y liderando portadas de todas las revistas del corazón junto con programas en «prime time» ¡durante años de las más importantes cadenas televisivas! en lugar de resultar buena persona, acabó siendo peor que la mala «Cruella De Vil» de los ciento un dálmatas.

Te cuento la experiencia tal cual fue, me encargó personalmente, con entusiasmo: – Santi, me ha encantado lo que he leído en tu libro sobre tu forma de hacer esta ropa mágica para cada persona y quiero vestir «Moda Universal», ¡cueste lo que cueste!, me dijo con firmeza en una entrevista para un programa de radio que dirigía y presentaba en RNE. Se le hicieron una decena de diseños de los cuales eligió solo dos, dos vestidos de mi «Moda Universal» por valor de más 85.000 pesetas de las de 1993, que después de diseñarlos exclusivamente para ella, confeccionárselos y enviárselos en unas cajas con una presentación perfecta y envueltos en papel cebolla con los dibujos y diseños originales dentro. ¡No los pagó nunca!, se quedó con ellos y hasta con las gracias. Escapó todo el año de decenas de llamadas y varios envíos de facturas, metiendo por medio a toda su corte, todo tipo de mandados que le hacían de escudo a la reina de reinas, entre ellos: «R.C.», fundador de «N.P» que por aquel entonces la representaba artísticamente y su amiga y mano derecha: «B.R.».

Yo pensaba en alto: «Pero vamos a ver, mujer, ¡con todo lo que tú facturas!!! sino te gustan o no te sientan bien… que te los hemos hecho con todo el cariño del mundo ¡te los arreglamos gratis!, ¡o digo yo que podrías devolverlos!, pero: usarlos, ponerlos en tv, quedártelos y no pagarlos, ¡ignorando nuestras llamadas, facturas, fax y cartas cuando sabes que estoy empezando en el mundo de la moda… es de una cabronada soberbia!!». Cómo soberbio es el silencio de quienes lo sabían y nos hacían luz de gas desde la capital.

Ahora ya no, si me lo volviesen a hacer, todo sería de otra manera, porque ya no soy ese chico de 23 años confiado y con ganas de abrirse camino en un campo podrido de anorexias y déjà vus de los 80 . La falta de experiencia es lo que tiene, que crees que es mejor callar y seguir, por miedo a molestar o alguna represalia que pueda cerrarte las puertas de la nada.

Hoy por hoy no tendría ningún problema en enfrentarme ante un juicio contra cualquiera. Cuando decido hacer público esto, lo hago por mi karma, para compensar una situación que en su día me enfado mucho y me pareció tremendamente injusta con alguien que no se lo merecía, conmigo, que desde el principio fui con la mejor de las intenciones.

Obviamente la vida ha girado para todos, de esto ya nadie se acuerda y las deudas caducan, «Moda Universal» ya ni existe, pero en mi memoria quebrada siguen existiendo estos pequeños cajones de guiños pasados y zancadillas puestas gratuitamente, que mi memoria no olvida, aunque si perdone. No guardo absoluto rencor a nadie, estoy muy por encima, vibro en otra frecuencia mucho más alta.

Mi diseñadora y mejor amiga: «Uxia Verde» murió el día después de mi cumpleaños en un aparatoso accidente de coche, al día siguiente de un concierto que fuimos a ver de «Mónica Naranjo», un camión cisterna se saltó un ceda al paso cuando iba a la playa y le aplastó la cabeza, todos los que la queríamos nos quedamos en shock, vacíos, «Elena González Mayos» mi otra querida diseñadora, en la que depositaba toda mi confianza, se enfadó conmigo y lo plasmó en un mensaje amenazante de contestador automático que aún guardo, ya ni me acuerdo porqué, creo que por haber salido entrevistado en un programa de tv y no haberla nombrado.

Con la peluquera Blanca Coromoto y su hermana Josefina, la patronista, dejé de tener relación después de un desfile en Santiago de Compostela en el pabellón de Santa Isabel.

Mi empresa quebró. Cómo quebraron mis sueños de ser un gran creador de moda. Quedan por casa un dossier de prensa de más de 80 entrevistas y algunas cientos de etiquetas que duermen para siempre en el olvido de la que pudo ser una de las modas más originales creadas en España, basadas en un estudio minucioso astrológico, grafológico y cromático para designar que formas y que colores eran los idóneos para potenciar a esa persona en algo en concreto que nos solicitaba y aumentar su magnetismo físico y emocional. Una segunda piel para cada persona, que no sólo valía para adornarse y abrigarse sino para potenciar el aura y sus siete colores del Arcoíris, cada uno especializado en un campo concreto de la vida.

También recuerdo a aquel fotógrafo: J.D.L.I, que siendo un artista reconsiderado en Barcelona y retratista de cientos de caras de los más grandes famosos, «plagió» o se inspiró con un poco de cara dura, en el 2003, para confeccionar la portada un importante disco de un por aquel entonces: sexy, joven y famoso cantante: A.S, en una fotografía usada en el 2000, para las campañas publicitarias de un brujo gallego «guapísimo y súper prodigioso»: S.M (que el pobre del fotógrafo, no imaginaba que años después la marica calva iba a despuntar…)

Imagen publicitaria de Santi Molezún del año 2000
Imagen publicitaria de Santi Molezún del año 2000

Ya, ya sé que me vas a intentar convencer de que todo está inventado, que seguramente es casual que hasta la forma de la mano sea idéntica, que todos los artistas sacan ideas de otros artistas…, que yo usaba una bola de cristal y el otro usaba un vaso… Pero mira, te voy a decir una cosa, pienso que si cobras una animalada por tu inspiración artística y estás copiando algo ya diseñado y usado por otra persona con anterioridad, tú lo que tienes no es originalidad, es… otra cosa.

Este año, querido diario, me propongo mi primera meta, no aceptar ni una sola impertinencia, ni apariencia de nadie en mi entorno, no fingiré educación con este tipo de personas, las destrozaré en el acto como entretenimiento y ayuda psicológica.

Lo siento pero no estoy por la labor de aguantar pretensiones de egos inflados, ya no, para reina, la que te escribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea