Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Triste despedida a Gloto

Compartir esta publicacion

Hoy he viajado a Coruña a incinerar a Gloto, tenía que hacerlo si quería que me diesen sus cenizas antes de Semana Santa. La metí en una cajita preciosa de cartón que compré para ella, blanca y con dibujos.
Fui en mi coche con Dani y Sergio. No abrí mi tienda, ni atendí a cliente ninguno.

Es la tercera vez que voy a este sitio a incinerar a mis animales y cuando entro en él recuerdo las veces que he venido anteriormente, como sino hubiese pasado el tiempo.

Cuando me despido de mi niña, le doy un último beso a su suave cara, un beso que dura casi un minuto sin separar mi boca de su mejilla, estaba toda fría y rígida, me doy cuenta de que ya no está, cierro la caja y me desmorono de nuevo. Un hombre se la lleva a sabe Dios que habitación del recinto. Sé que nunca más la volveré a ver en vida, y me da vértigo y angustia.

Cortó mis emociones de cuajo, cuando tengo que entrar a cubrir los datos de la ficha de cliente y ha pagar por la incineración. Me siento como si estuviese pagando mi propia muerte. Ellos están acostumbrados a eso, es su trabajo, no es nada personal y dentro de su frialdad noto cierto respeto hacia mi emoción que me gusta. Me pregunto que pensarán de mi cada vez que les traigo un animal y me ven llorar a moco tendido.

En el trayecto de vuelta paré en una gasolinera de la autopista para comer algo, me encontraba mal, mareado y agotado. A penas había comido nada al mediodía.
Necesito irme, necesito irme de vacaciones: a una playa, a Italia, a Francia, a Londres, a Marbella, a Puerto Banus, a Canarias, a … donde sea. Necesito estar bien, disfrutar de la paz y leer un buen libro en calma. Necesito que alguien me de amor a raudales.

Cuando llegué a Santiago, aparqué mi coche en el garaje, fui con Dani a dar una vuelta y pasear otra vez. Anduvimos casi una hora y media y volvimos porque hacía mucho frío.
Ya en casa miré en Internet un vuelo a donde sea… busco un viaje a ninguna parte.

No encontré nada que merezca la pena. Sigo atrapado en mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea