Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Carmen Nikol

Compartir esta publicacion

He pasado toda la semana trabajando en la selección de imágenes que ya pueden ser proyectadas en la Web, falta subir muchas al servidor, pero ya se pueden ver algunas ­ver enlaces­.
Poco a poco se irán poniendo todas las intervenciones y cada día habrá más. Visualizar todo el programa de «El Castillo de las mentes prodigiosas» ha sido una verdadera sesión de auto­ terapia y de auto ­estudio de mi mismo, un curso intensivo de televisión, viéndome fallos y errores garrafales de los que ahora con el paso de los años me doy cuenta.

La televisión te enseña, si aprendes a ver tus errores y si te miras desde crítica y la objetividad. Las horas han pasado delante del televisor viendo una a una todas las galas.
Los videos en VHS hubo que pasarlos a DVD y de DVD a otro formato de video, de ahí a otro formato más y después subirlos al servidor. Horas y horas de trabajo que por fin empiezan a poder disfrutarse.

El fin de semana lo he vivido con Dani, su hermana llegó de Barcelona y estaba de cumpleaños, así que estuvimos prácticamente todo el tiempo con ella celebrándolo, tengo tanto exceso de glucosa en la sangre, que si me muerden sabré dulce.

Fui también a un concierto de jazz al conocido y emblemático pub: «Dado- Dada» en Santiago de Compostela, era una cantante muy buena: «Carmen Nikol», parecía una elegante actriz de cine de Hollywood, cantaba junto a «Julio Fuster» (bajo y contrabajo) y «Jeff Jerolamon» (batería), me encantó, una mujer autodidacta e innovadora, con mucha personalidad y una voz preciosa que se notaba amaba cada nota desde niña. Me gustaron: su facilidad de palabra, sus tablas en el escenario y su profesionalidad, sonó muy bien, cantaba letras de amor y realidades sociales.­

Días de celebraciones, porque también el Sábado fui al cumpleaños de mi sobrino «Mateo», uno de los 2 hijos de mi hermana «Helena», tiene a «Aida» y a «Mateo», cumplía sus 8 añitos. Niños, niños, y más niños salían de bajo los sandwiches y del paté de atún que había preparado mi madre. Chillidos y chillidos mientras pensaba en como serán todos ellos de mayores, mientras los observaba e imaginaba, calculé con Dani que edad tendría yo cuando tengan 24 años: ­- Tendrás 50 años, dijo. Mi cara cambió de golpe, se hizo un silencio fulminante y seguí comiendo, mientras mis ojos escapaban cual sol hacía el oeste, al acabar su día en mi hemisferio…

Estoy con alergia, estornudo más de 20 veces seguidas y tengo algo de asma, es normal en esta época del año, pero es incomodo y me estresa estar así.
«Petra», una de mis amadas gatas atigrada, vomita lo que come y no sé que le pasa, espero que no sea nada serio porque no me apetece nada empezar a preocuparme de nuevo, dejaré pasar estos días y trataré de darle malta para ver si es por los pelos, muchas veces al limpiarse con la lengua se tragan grandes cantidades de su propio pelo y llega a obstruirles y hacer que vomiten.

Sino cesa de vomitar la llevaré a la clínica veterinaria: «Amigos», que es a donde los llevo desde siempre, allí están: «Luis Novo», «Maria Jose» una pareja entrañable con muchos conocimientos y «María» una veterinaria empática y afable que trabaja para ellos. Ya me tienen en su base de datos como «buen cliente» y conocen a toda mi familia gatuna/perruna de tantas y tantas veces que me han atendido de urgencias histérico perdido. Confío mucho en ellos y en sus diagnósticos, ciertamente les temo por si me dan malas noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea