Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Tengo mal carácter

Compartir esta publicacion

Mi psicóloga me plantea ¿Por qué soy tan agresivo? y trata de corregir mi carácter para que sepa hablar mejor sin herir a las personas o montar «espectáculos». Sostiene que no debería de darle tanta importancia a lo que los demás me dicen y que debería de explicar mis controversias de manera más puntual, sin sulfurarme, sin discutir con nadie, sin decir cosas que hagan daño a los que me rodean. Debo aprender a decir lo que pienso: sin chillar, sin insultar, sin enfadarme toda la tarde por algo que me pasó a las 16:30, como me ocurre habitualmente.

Yo me planteo si esa forma de ser que me caracteriza es la esencia de mi persona, porque quizás no lo sea.
Quizás sólo sea un producto resultante de los años, de malas experiencias vividas sin superar, que me hacen tener resentimientos ocultos y complejos desconocidos por mí.

Me pregunto si me haría más vulnerable no defenderme como lo hago habitualmente, el mundo es muy agresivo y pienso que a veces mi violencia solo es un acto de respuesta a un estimulo externo, si cabe más violento todavía: La sociedad y su sociabilidad.
Ir a esta médica del pensamiento me está valiendo para reflexionar sobre todas estas cosas de forma ordenada. Es cierto que todos mis amigos, familia y pareja dicen siempre que me tienen miedo, que tengo muy mal carácter y que muchas veces les hago daño con los que les digo, o con cómo me comporto con ellos, así que no me coge desprevenido el discurso.

La Psicóloga dice: que primero digo y hago, sin pensar en las consecuencias que eso tendrá en las personas, que aunque a mi se me pase el enfado después en 5 minutos a los demás no y que me guardarán resentimientos y dolor después, lo guardan en silencio seguramente, pero estarán resentidas y dolidas conmigo por como las trato…

Cuando me lo dijo, me quedé pensativo y analice mi carácter, mi vida. Y es cierto, siempre estoy montando escenas en todas partes, siempre discuto con todo el mundo, desde hace años, es bastante habitual en cada sitio que voy. Cada vez que me sienta algo mal, lo digo, cada vez que alguien me dice algo que no estoy de acuerdo, le discuto. «Ana Varela» mi respetada y querida abogada dijo una vez: -No seas tan vehemente y que no te pueda la zozobra como siempre. ¡Sino no ganaremos este caso!

La psicóloga me pregunta con su mirada fija:

-¿Por qué lo haces?

-¿Por qué necesitas convencer a todo el mundo de que tú palabra es la verdadera?

– ¿Porque necesitas el beneplácito de los demás en tu trabajo o en tu oficio, o en tu vida?.

Cuanta razón! ¿Por qué?, el hecho de pensarlo ya hace que me deje de importar lo que los demás piensen. Pero en cuanto bajo la guardia de mi consciente ya está mi subconsciente volviendo a chillarle a una secretaria de un doctor, a una telefonista sorda pija y tonta o a un taxista que no para en un paso de peatones.

– ¿Por qué no los ignoras me pregunta la psicóloga?

– ¿Por qué no los olvidas cuando ya han pasado por tu vida?.


Quizás porque estoy lleno de resentimientos… Debo limpiarme por dentro completamente, superar este mal genio que me invade, buscar la templanza y el equilibrio.

¡Y pegarles de hostias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea