Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

El tiempo en el tarot

Compartir esta publicacion

Comprendo que lograr equilibrar el cuerpo con la mente no es fácil y veo a diario en mis consultas a personas que padecen de un estado de ansiedad exagerada, pero el punto principal denominador común que guardan celosamente es: La impaciencia.

Mis clientes, consumidores de destinos, me llaman a menudo para interpelarme sobre tiempos, les interesa saber el calculo exacto, o lo más aproximado posible de mis vaticinios. Ya no reparan en si son reales o sino, ya saciados de aciertos, exigen incansablemente una fecha exacta.
Con mi clarividencia y el tarot no alcanzo ver minuteros y sólo arriesgo a veces una predicción con «cronóstico». Lo hago a través de unas dificilísimas chuletas que yo mismo preparé anotadas con bolígrafo en cada carta de la baraja basadas en unos viejos libros, de los más profesionales e interesantes que tengo, que guardo egoístamente en mi vitrina. Páginas serias sobre el tarot estudiando con lupa su composición simbólica, profundizando en cada signo, arquetipo, forma y color. Analizando paso a paso su numerología y su iconografía.

Con estos pequeños escritos, imposibles de memorizar por mi ridícula memoria, pronostico a mis conejillos de indias. A todos les mando apuntar mis fechas y llamarme si se cumplen o si no.
Hasta ahora los resultados son sorprendentes, hay un fallo de un día arriba o un día abajo. Pero sigo sin acabar de verlo claro, no me atrevo a usarlo este método de manera estándar con todos mis clientes y en todo cuanto predigo.

Un cliente me ha escrito un e­mail pidiéndome que hable en mi diario de otros, sin dar nombres:

Buenas tardes Santi:

Como sabes soy seguidor de tu diario, me encanta pero te hago una sugerencia, por que sin dar nombres no vas contando casos reales de problemas de personas que necesitaron tus servicios y como se han resuelto. Ojo solo es una sugerencia no te enfades que cada uno hace su diario como le da la gana…

Saludos: P.A.

Bien puedo mecanografiarte sobre esto… pero a veces me da miedo que pueda aburrir. Esto que escribo sobre ti, pretende ser real y actualizado. Suelo imaginar que nadie lo lee, para no tener vergüenza ni pudor a la hora de llenarte de letras.
Pero te has hecho tan público, que es difícil no pensar que fulanito o menganito, que sé que te leen… pueden aburrirse, escandalizarse, o molestarse…

Aún así trataré de que esto me influya lo mínimo posible, para que seas real y no censurado. Perderías querido diario todo tu frescor y gracia.

Pero es muy embarazoso, cuando vas a comer a casa de tu familia y en la cocina te lanza tu cuñado: – … Muy bueno el blog Santi, lo leo todos los días por las mañanas desde el trabajo.

El mundo cae a tus pies, y te preguntas: ­¿Habrá leído lo de cuando follo con Dani?… tu cara se vuelve como un tomate y susurras mientras untas el paté de queso sobre un pan: – Gracias Frai….

O cuando uno de tus clientes te llama y te dice: ­- ¿Santi perdona, porque no escribiste el jueves pasado, vas a tardar mucho?, o cuando otro te pregunta: – ¿Y no podrías escribir un poco más?, es que me sabe a poco…
En ese momento tu alma se cae más debajo que tus rodillas, como aquel día que se me rompió la goma de mis calzoncillos en pleno centro de la ciudad y me di cuenta cuando los llevaba completamente caídos.

Cuando estos clientes me inquieren con tanto interés, me digo: ­-Santi estas creando un monstruo de culebrón. Enganchas como la telenovela que cantan las alumnas pequeñas de tu novio… entonces no escribes tan mal…

Un día hace poco, hablé con otro cliente que sabía más cosas de mí, con su memoria de elefante que algunos de mis amigos. Me confesó estar enganchado al blog y leerlo todas las mañanas como lee el periódico.
D.O. es un chico que lo tiene todo: buen cuerpo, buena cara, muchísimo dinero, mucho trabajo en una importante empresa familiar, bonita casa y un enorme coche deportivo. Un chico que pasó media vida viajando y acostumbrado a vestir bien. Esquía, vive en Madrid, tiene muchos amigos, es sensible y tiene su propio despacho. Pues este hombre de éxito tan joven, lee todas las alboradas lo que escribo. Y yo me pregunto: – ¿Os gusta de verdad?.

Me sirvo de esta ocasión para daros a todos los que leéis este diario las gracias por vuestro tiempo e interés en mí.

Me gustaría saber quien son las 181 visitas que recibió el pasado día 2, o las 108 que recibió el día 3. Saborearía saber quien te lee, cómo es y a que se dedica, pero apenas os atrevéis a hablar en el foro de opiniones.

Desde aquí hago un llamamiento a todos/as, para que escribáis en colaboraciones, o por lo menos saludéis con un simple: – hola, para que yo os conozca y sepa que estáis ahí.

Me voy a dormir querido diario y sombras que lo leéis, mañana si amanezco continuaré escribiendo, que nunca se sabe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea