Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Greta y Mora

Compartir esta publicacion

Hoy me he vestido tarde, a las 2 del mediodía aún me encontraba bajo la ducha, volviendo a la vida.
Vino mi profesor de Ingles a concretar una traducción que está elaborando de toda mi Web, pronto seré multilingüe, necesario para mis planes inmediatos de empezar a trabajar en EE.UU y en Londres. Tengo un nuevo manager que empezará a moverme allí y esto me interesa mucho. Mientras mis clientes extranjeros no cesan de llamarme, me apresuro a aprender idiomas para poder atender a mucha más gente.

He degustado a las 5 de la tarde una ensalada acompañada de una pechuga de pollo a la plancha y un poco de queso fresco. No he seguido la dieta en todo este mes y se empieza a notar en mi abdomen. Con mi edad uno no puede descuidarse 31 días porque enseguida la barriga pasa factura con sus «chichiñas». De nuevo empiezo a cuidarme, para tratar eliminar retención de líquidos y excesos, pero al no estar bien mentalmente, es difícil seguir una dieta cuando el cuerpo me pide por mi ansiedad comer: dulces, pan, o bocadillos hechos en baguet, que me pirran.

Gloto sigue igual, no come nada y no se mueve de mi cama, no sé hasta cuando durará así, me angustia verla, no sé como ayudarla.

Fui a la tienda a las 17:30 y atendí a la gente que tenía apuntada, una clienta amiga me trajo un ramo de flores que me lo traje a casa.
Como me gusta que me regalen flores y que difícil es pasar desapercibido con ellas por la calle, me pregunto por que todo el mundo te mira cuando llevas un ramo bonito en las manos, ¡es increíble! ¿nunca han visto un chico con flores?… Las miradas son una mezcla de envidia, admiración y curiosidad, llevan en la cara las preguntas:

­- ¿Para quien son?,¿te las han regalado?, ¿se las llevas a tu pareja?¿me regalas una?
O las afirmaciones:
­- Que lindo!, con flores!, ya me gustaría a mi que me regalasen unas flores, … o que me quisieran….

Estas caras son las que percibo, pero quizás sea como cuando después de haber follado sales a la calle y crees que todo el mundo te mira con cara de: ­- ¿Follaste eh??…

Ya estamos en primavera, que bonito sería si pudiese disfrutarla con buen humor y paz interior, que jodido es vivirla de esta manera. El sol empieza a brillar aquí en Galici y la gente se apresura a sacarse los abrigos e ir vestidos a cuerpo, psicosis por un rallo de sol.
Demasiada lluvia en estas tierras.

Mañana tengo cita con una adiestradora de perros a la que he telefoneado para que eduque a mis 2 perras, que están completamente hippies, actúan de manera histérica cada vez que salgo o entro en casa y no digamos cuando van a salir a pasear, es tal el ruido y el escándalo que arman que me retumba la cabeza. Estallo en un chillido para que se callen, pero es completamente imposible, ellas ladran y ladran cada vez más y chillan y chillan…

Hacen pis y caca en mi casa cada 5 o 10 minutos, ¡aunque las pasees!, y me paso el día con fregona en mano desde hace meses. La situación es insoportable, así que he decidido que alguien las transforme, ¡al precio que cueste!, pero preciso de paz, estas dos locas necesitan a gritos una «Señorita Rotelmeyer», como la «Heidi» ¿te acuerdas?
No quería un adiestrador que les pegue, he elegido a una chica que al parecer es muy buena y que no les maltrata para enseñarles. Viene mañana a las 9 de la mañana, pobre, no sabe a lo que se enfrenta…

Cuando les dije que mañana vendrían a psicoanalizarlas me miraban moviendo su rabito y no tardaron en echarse una sobre la otra a jugar a ver quien es la más fuerte y a ponerse panza arriba dándose con las patitas de atrás golpes cual un conejo «tambor».
Con un dueño como una chota, ¿que se le pude pedir a sus perras…? de tal palo…

Tengo que dormirme, a las 11 tengo una clienta y luego saldré corriendo a por las tarjetas nuevas que ya tengo preparadas en la imprenta.

Buenas noches Diario, ¡hasta mañana!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea