Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

El regalo perfecto

Compartir esta publicacion

Hoy ha sido mañana de reyes, me han regalado: unas zapatillas de peluche, un exprimidor de naranjas para hacerme deliciosos zumos llenos de fructosa todas las mañanas, la camiseta de abrigo que tanto quería, unos boxer marca ­penes, sexys y ceñidos, unos cubiertos gigantes para remover ensaladas, porque todos los días almuerzo y ceno una ensalada y un robot todo en uno: picadora, batidora, rebanadora y licuadora que aún no sé usar.

Los reyes parece ser que se han centrado este año en mi dieta sana y equilibrada, lógico, sus majestades son actuales, cada vez más «fitnes»e imagino que ya no visten con coronas o capas, sino con leggins de gimnasia y calentadores de lana para los tobillos, emulando a Ana Obregón en la serie: «Anillos de oro».

Me despertó Dani susurrándome al oído: ­- vinieron los reyes… ¡hay que levantarse a desayunar y ver los regalos…!
Abrí un ojo, después el otro y me abalancé sobre los paquetes que rompí en el acto para descubrir lo que tenían dentro.
Siempre me hace ilusión abrir regalos, destruyo su envoltorio despedazándolo por todas partes. No soporto abrirlos poco a poco y con delicadeza, nunca me gustó.

Ayer noche, le pedí a mi pareja al salir de mi tienda, a eso de las 21:30, que me acompañara en coche al Corte Ingles donde estuvimos hasta las 12 de la madrugada, estaba abarrotado de gente. ¡Cuantos esperan al final a comprar sus regalos!, es sorprendente tanto consumismo y sobre todo el poco tiempo libre del que todos carecemos.

Por si los reyes no llegaban a tiempo, quise que Dani me acompañara a elegir un regalo, ya que es tan difícil acertar con lo que le hace falta o le gusta, preferí que él mismo elija en este caso lo que quería auto regalarse: ¡Un libro!.
Estuvo mirando todos y se decidió por: «Sucedió e Hollywood. Anécdotas del cine» de «Meter Hay».

Busqué regalos para mis sobrinos, y apenas encontré gran cosa, todo era carísimo y no era nada que me llamase la atención o que no tuvieran ya, hoy en día los niños con familia, que no sean pobres, lo tienen casi todo.
No soporto regalar por regalar, prefiero no gastar dinero en nada que comprar algo para quedar bien y que no sea el regalo perfecto.
Siempre busco la dádiva adecuada para cada persona y si no la veo ¡no compro nada!. Es complicado encontrarlo, pero estoy seguro que existe el regalo perfecto para cada uno, sólo hay que buscarlo y querer hallarlo. Si uno tuviese tiempo.


Los reyes deberían de ser justo esto, el tiempo detenido y el esfuerzo por encontrar el regalo perfecto. Ejercicio del conocimiento mutuo de quien recibe y de quien regala, es donde se demuestra lo difícil que es conocer a quien crees que más intimas.
No deberían de ser un grupo de regalos a medias, un consumismo puro y duro de una felicidad de 10 minutos, sino solo un solo regalo que vaya a disfrutar de verdad por poco o mucho tiempo. No hace falta que sea material, o caro, pero si debe ser el regalo perfecto…¿ Difícil no?.
Por eso la gente tiende a comprar varias cosas que pueden gustar a quien regalan y se dejan de tanto esfuerzo, evitan molestias y pérdidas de tiempo que no tienen.
Estamos en el siglo de la comida rápida y el sexo por Internet. El mundo no se detiene a pensar ni un instante, ejecuta todo contra reloj.
Me apena esto, pienso que no se debería de regalar por regalar a nadie, se está perdiendo, por el consumismo actual, el verdadero sentido de la palabra: obsequio.

Los reyes y Papa Noel se están convirtiendo en un concurso de ver quien tiene más paquetes…
El amor no debe ser medido por papeles de colores y cintas adhesivas, sino por el detalle de una sorpresa o la elección de un regalo personal con cariño.

Estamos perdiendo completamente el norte de la felicidad, y construyendo pavimentos de plástico como sujeción de toda una vida.

Al final, «Michael Jakson» no es más que un Mesías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea