Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Mi pene, el pene, y la censura.

Compartir esta publicacion

Hoy he empezado a dar clases de Ingles por las mañanas en mi casa, con un profesor particular, que vendrá dos horas al día todas las semanas.
Lo he cogido con ánimo de aprender a hablar con fluidez esta lengua tan popular en todo el mundo y poder así abrir mis fauces para atender a gente en Ingles de cualquier parte geográfica. Actualmente ya atiendo a muchos de otros países, pero todos son de habla hispana, me llaman desde Alemania, Portugal, desde EE.UU. etc., pero me limita muchísimo el idioma.

Para cumplir mis propósitos de poder extenderme de pleno allí y trabajar en su Tv, necesito aprender a expresarme en su forma. De esta manera atenderé a muchos más clientes y viviré con un poco menos de limite. También lo hago para poder leer páginas Web en Ingles que siempre me han interesado, y contactar con proveedores de otros países para mis tiendas. De Portugal tengo muchísima gente, ya que viví y trabajé allí en fracciones de tiempo de 1 mes y hablaba todo el día Portugués, de tal manera que acababa pensando en esta lengua tan preciosa. Allí salí en la televisión nacional y me ayudo a darme a conocer, vinieron a conocerme populares «grandes hermanos» y más de un personaje de las revistas que ni conocía… uno es un ignorante fuera de su tierra, desde entonces cosecho mucho trabajo en este reino hermano.

Me encanta trabajar fuera de mi país, porque te das cuenta de que todo es nuevo, sus programas de radio o televisión, sus famosos, su cultura, su música, sus códigos de conducta, sus insultos. Nada tiene que ver con lo que estamos acostumbrados a vivir, y eso me emociona porque es un terreno virgen a explorar, lleno de nuevas posibles emociones. Cuando voy a Portugal me gusta alquilar un apartamento al lado de una playa y correr por las mañanas antes de trabajar. O ir a cenar a un restaurante típico donde cantan preciosos fados. Me gusta: Missia , Dulce Pontes y Madre Deus, tengo todos sus cds. Me espanta su moda y su machismo, pero me encanta su gente y sus chicos que no sabes a cual amar primero, todos tan sexys y llamándose Nuno. ¡Meu Deus! ¡Nuno amo você!.

Cuando paso un tiempo fuera, me doy cuenta de que echo de menos Galiza , a mi novio , nuestros programas de radio y televisión, ¡a nuestros famosos que sí conozco!, nuestra cultura, nuestra música, y nuestros códigos de conducta. Porque en realidad, no hay nada como estar fuera para darse cuenta de lo que tenemos y de lo bien que se está en casita.

Valoro las cosas mucho más a partir de conocer las otras posibilidades que existen y ya no hablo sólo de Portugal sino de dentro del estado porque ya sólo yendo a Madrid añoras a la señora de abajo que te vende el croissant y te cuenta su vida. O a ese taxista que jamás te deja pasar por el paso de peatones. O al friki que todo el día, haga frío o calor va vestido de peregrino, o a aquel que toca el arpa siempre con la misma canción día y noche en la zona vieja, o a los chicos bakalas en patinete en la plaza de la constitución con sus torsos desnudos marcados sudorosos al aire diciéndote: ¡lámeme!. A los estudiantes con sus carritos haciendo un mismo ruido al unísono como una melodía de «Mar adentro» mientras suben la acera de la estación de trenes de la calle del Hórreo. Santiago de Compostela es lluvia de vida que siempre fría no suelta a quien osa entrar en él, como te tomes un chocolate en «el Bolengo», o en «el Joan Arias», vayas «al Jacobus», «al Modus Vivendi», a pasear por la Alameda o a la capilla de la Corticela estarás enganchado para siempre.

No cambiaré nunca Santiago por nada, es mi ciudad desde que nací, de la que estoy enamorado y donde espero vivir siempre, aunque viaje y me mueva, esta es y será mi tierra y mi casa.

Esta tarde he discutido con Sergio, porque le he pedido su opinión sobre un anuncio que he diseñado para una revista, él no entiende que salga enseñando el pene, le parece que es mezclar churras con merinas, y me he mosqueado mucho porque siendo mi mejor amigo y conviviendo conmigo tantas horas me duele que aún no entienda mi arte y provocación. No comprende lo que la foto dice, solo se queda con la estupidez superficial de ¡que tengo un pito y se me ve!, como si la creación que hay detrás de esa foto no dijese nada y no transmitiese ningún mensaje.

Me indigna la falta de sensibilidad para captar mi idea por parte de una persona que debería ya conocer mis ideas sobre la publicidad. Para mí el arte está en todo cuanto hago, porque me considero artista y creo obras con mi propia vida. Una foto transmite, motiva, indigna, enamora, sugiere, convoca, matiza y rompe esquemas. ¡Adoro romperlos!.

No me ha gustado nunca lo establecido, no me gusta publicitar lo evidente, lo que ya se conoce, lo que ya ha sido transmitido con tan solo decir la palabra Tarot, videncia, magia, meigo, brujería, 806. ¡Están demasiado explotadas, no comunican nada!, no sugieren nada nuevo, la gente esta aburrida de ver anuncios de 806, y de marujas brujas con sonrisas «profiden» blancas. Todos nos meten en el mismo saco. Es necesario crear, romper, partir moldes, romper imágenes estereotipadas dedicadas a captar complacencias de quien cree o miradas desapercibidas. Mis anuncios pretendo que sean rompedores, ¡que indignen!, ¡que motiven, que hagan que te fijes en ellos, que provoquen curiosidad y atención de todos!, los que creen ¡y los que no!.

Mi Web, mis fotos desnudos en ella, mis anuncios en tv, o en revistas, buscan ser algo artístico que te haga pensar, odiar, amar o criticar a Santi Molezún, para que así tengan algún sentido. El cliente que llama a mi consulta al verlos, es quien quiere conocerme en persona, y probar, o quien ya me conoce de verme en TV, o de boca en boca, ese es ya un público seguro, con cualquier anuncio. Pero se trata de algo mucho más importante, de captar nuevas miradas que de otra manera pasarían desapercibidas, se trata de que hablen de ti, bien o mal, ¡pero que hablen!, si esto lo consigues como yo lo consigo, esta bien diseñado.

Adoro diseñar, paso horas enteras delante del ordenador confeccionando mis anuncios, y me duele que Sergio no haya sabido valorarlo, que solo se quede en algo tan superficial como es un miembro viril, ¿a quien coño le importa un pene?, ¿es que acaso no lo tenemos todos los hombres?, ¿Por qué tenemos que ocultarlo en cada anuncio o en cada imagen?. Si enseñamos un brazo, una cara, unos ojos, una boca, una pierna, o una mano, ¿por qué esa censura tan estupida de obviar un pene?. Me parece anti­moderno, ¡anti­ libertad!, anti­ nudismo, ¡anti­natural!, no es nada fuera de lugar, nada de otro mundo, ¡yo no le doy ninguna importancia a enseñarlo!, no es algo trivial, solo es un detalle divertido, provocador en una cultura castrante, donde se sigue uno escandalizando por ver a dos chicos darse un beso en un anuncio, ¡o ver un pene!. Nadie dice nada de ver una mujer desnuda, todo es normal, nadie se escandaliza por verlas en el periódico en anuncios breves enseñando sus pechos, ¡pero por Dios como pongas tu foto enseñando el pito!, ¡te queman en una hoguera!.

Eso es todo lo que sé, por eso lo hago. Por eso lo exploto, es una protesta contra un mundo completamente ridículo.

Mi eslogan es : «No tengo NADA que ocultar», con él quiero decir que soy transparente, que creo en mi trabajo y en lo que digo o pienso, que no escondo mis precios, ni mi teléfono, ni mi D.N.I, ni nada que tenga que ver con mi trabajo, soy sincero en lo que hago. Lo haré mejor o peor, pero soy tal cual.

La ropa no es más que la imagen que queremos proyectar de nosotros mismos y lo que queremos que los demás vean de nosotros. El vidente «Rappel» va siempre con suntuosas capas doradas y unas gafas muy grandes, «Aramís Fuster»va disfrazada de Bruja de la edad media con pelucas blancas, «Paco Porras» se pone un pepinillo en la cabeza, «Lola Montero», la bruja Lola, parece la bruja avería del programa: «La Bola de Cristal». Yo quiero diferenciarme de todo esto sin disfrazarme de nada y por eso me quité todo en estas fotos, busco la naturalidad como transmisión de esa cualidad, y busco la sensualidad para lanzar mi tarot del sexo, soy gay y busco una imagen andrógina de mi mismo y la exploto desde siempre, para enseñarle a la gente que todos tenemos un hombre y una mujer dentro. La belleza por la belleza y las formas por las formas, el arte del desnudo y de las curvas con la combinación de las miradas que expresen mis sentimientos o pensamientos.

Por eso me indigno cuando alguien no ve nada de esto y solo ve ¡una puta polla!, que sinceramente la tengo normal y bonita.¿que coño pasa? Si las «señoras» o «señores» se escandalizan y no lo entienden, ¡pues perfecto!, han mirado el anuncio y se han quedado con él. Seguro que no me olvidan, que es de lo que se trata.

Yo creo estilo, no sigo estilo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea