Santi Molezún 2022

Santi MolezÚn

Música callejera

Compartir esta publicacion

Hoy empieza mi página Web en Ingles, he abierto una nueva puerta al mundo dando paso a mi campaña publicitaria internacional.
El tener la página bilingüe me abrirá nuevas puertas en otros países y sobre todo me acercará a un público de habla inglesa. Ha costado muchísimas horas el traducirla toda, pero pienso que ha merecido la pena. Faltan algunos detalles, como el apartado Fotografías pero ya muy pronto estará. También te voy a traducir a ti en varios idiomas, para que puedas ser leído, amado diario, por todo el mundo.

En esta y la próxima semana subiremos los videos de televisión para que cualquiera pueda visualizarlos y ya estará completa. He tenido que comerme una sobredosis de todas mis intervenciones, entrevistas y debates en televisión para elegir las escenas que más me gustan, me ha dado vértigo. Verme reflejado en la televisión con 16 o con 22 años me ha producido un sentimiento de tristeza enorme, me he sentido envejecer de golpe, un jarro de agua fría de mi verdadera edad actual en segundos, hasta que pensé:
­- Coño, como gané con los años… estoy mucho más mono…

Sí, definitivamente me he dado cuenta de que cada día estoy más atractivo y que no debo echar de menos el pasado en absoluto, ya que el presente no está tan mal… Antes tendría la piel tersa, juventud, inocencia, energía, ímpetu y fuerza vital, pero ahora tengo más experiencia en todo y un mayor atractivo, además de muchísima más inteligencia… ¡que coño!. Pero es cierto que uno nunca percibe su edad real, nos auto mentimos constantemente con una sensación de seguir teniendo muchos menos, el síndrome de «Peter Pan», en mi caso de «Peter Punk», yo me quedé en 26 y me cuesta reconocerme en el espejo.

Dani ya me ha acabado de pintar el cuarto de blanco y lo hemos estado decorando, cambiando los muebles de lugar, limpiando todo, aspirando los libros, etc y ha quedado súper alegre.
Las perras siguen ladrando como energúmenas a cada vez que salimos a la calle, cuando suena el timbre de la puerta o oyen que cojo las llaves para salir. La entrenadora no ha venido en estos días, porque ambos hemos estado muy liados de trabajo, pero por lo de ahora no han aprendido gran cosa, parece que necesitaremos mucha más dedicación y tiempo, el Dios Cronos se hace notar, como siempre.

Los días empiezan a ser largos y comienza ha brillar el astro rey, mi verdadero centro, eso me anima a la hora de pasear y de caminar, me gusta no tener que empaparme, la lluvia es bucólica e inspiración para el músico y el poeta, pero aburre cuando la tienes que padecerla 9 meses seguidos al año, en Galicia siempre llueve, con razón tenemos tanto verde.
«Rosa Cerqueiro», mi psicóloga, me ha pedido que vaya a hablarle de mí una persona que me conozca realmente, alguien que sea amigo/a mío y que pueda darle una visión objetiva de mi mismo, sin ser yo.

Al parecer lo hace con todos sus pacientes como una segunda visión del problema, nunca lo había escuchado, sin embargo no sé por qué no me sorprende. Le envíe a Sergio, mi mejor amigo y empleado en la tienda, ya te he hablado muchas veces de él, ha ido ayer a las 12 del mediodía y han estado una hora comentando mi forma de ser y mis rarezas. Sabe Dios que le habrá contado Sergio, que se sabe toda mi vida o secretos de alcoba, rezo porque no se haya quedado patidifusa mi respetada Psicóloga.

Sigo paseando todos los días y me ayuda mucho a sentirme bien, desde luego que importante es hacer un poco de ejercicio para el equilibrio de la mente.

He atendido a una pareja que estaban sin techo, tienen un hijo pequeño y viven en la calle, durmiendo en albergues, están ambos sin trabajo y sin recursos. Les eché las cartas gratis y les hice un trabajo de magia para cambiar su malísima suerte de los últimos años. Ella fue forzada por su propio padre, el cual ya no vive, y la pobre ha sufrido muchísimo, él cada cosa que toca se convierte en piedra. La suerte, es algo que determinadas personas no conocen durante toda su vida. El otro día paseando pasé por delante de una mujer que cantaba como un ángel, tocaba ella misma la guitarra y su voz era algo tan bello que te invitaba a reducir el paso y parar. Cantaba una de mis canciones favoritas «Llorona» de «Chavela Vargas», me quedé embobado escuchando.

Días más tarde cuando paseaba de nuevo a las perras, caminando por la «Rúa do Villar» volví a escuchar esa misma voz, me detuve, escuché de donde provenía, y siguiendo las notas llegué a la «Plaza do Toural» , allí estaba aquel ángel, de nuevo tocando sola, apoyada en una pared de piedra.

Me pregunté como alguien con esa voz estaba tocando en la calle y entre canción y canción me acerque a preguntarle si tenía algo grabado. Me explico que sí, que tenía un Cd echo en casa de un amigo, sin demasiados medios.

Allí lo tenía, copiado muchas veces para ser vendido en la funda de su guitarra. Adquirí dos iguales por 20 euros, como quien compra un cuadro de lujo y me fui con idea de ayudarla en lo que pudiera, las perras tiraban para la «Alameda» y habían decidido que ya nos habíamos detenido demasiado, ellas mandan cuando paseamos.

Lo primero que voy a intentar hacer es llamar a un productor discográfico muy importante que conozco de la compañía BMG, a ver si a él se interesa por grabarle un disco. Me parece que está artista debería estar en lo más alto, ser escuchada por todos. Su nombre es «Silvia Womami», ¿hasta suena bien, verdad?… es una maravilla.

Tocar en la calle no es algo malo, es todo un arte, y conozco muchos músicos que independientemente de su economía o estatus lo hacen porque les gusta estar en contacto con las personas que caminan ensimismadas en su realidad, es una forma de conectar con su público y con sus mentes, cómo tocar en el metro, es parte de el encanto de ser músico, es cómo hacer teatro en la calles, espectáculos con títeres en una plaza para los niños o de estatua humana viviente, todo es un arte y una profesión. Pero a veces sólo es una salida, se convierte en un duro trabajo no reconocido, donde incluso te echan por no tener licencia en algunas ciudades, para muchos no hay otra forma de vender su música, de comer con su oficio artístico, es una manera de darse a conocer y poder subsistir. Algunos tienen tantísimo talento que estoy seguro que si una compañía discográfica les abriese el camino, podrían ganarse la vida de concierto en concierto como nuevas promesas.

Pero no todos quieren abrazar el éxito, ni el dinero, ni tan siquiera buscarlo, muchos viven el día a día con lo puesto, como una forma de vida y ni si quiera les apetece estar haciendo bolos esclavizados por un mercado hermético y violento como es la industria musical, que lucha por subirle 1 o 2 dbs en la mezcla y masterización a una canción para que tenga más ventas y les obliga a cantar cosas que no les gustan.

Cuando miro a Silvia, no veo a una persona que sueñe con subir de seguidores en las redes sociales, ni con ser famosa, veo una chica libre, un corazón salvaje y superviviente, de una vida a veces dura, solitaria y castrante. A lo mejor me equivoco y es una excéntrica millonaria o está feliz cantando por las calles, a lo peor pensó ¿quien soy yo para meterme en su vida?. A veces nos guiamos de estereotipos e intuiciones y se distancian mucho de la realidad. Lo cierto es que conecté con esa voz, me hizo volar en estos tan delicados de mi vida. A lo peor no consigo nada para ella, pero por lo menos lo intentaré y mandaré su cd a esta discográfica, aunque probablemente acabe en una estantería con otras miles de genias y genios desaprovechados en un gran edificio de Madrid.


Ha sido una semana de muchísimas consultas, no he parado de trabajar, desde las cinco de la tarde las llamadas a mi línea de teléfono se han duplicado y a penas tengo tiempo de atenderlas todas. La gente quiere hablar directamente conmigo y no puedo dividirme en mil partes. Estoy agotado mentalmente y no me gusta atender tanta gente.
Un famoso torero me ha llamado esta semana para pedirme, sorpresa de mi, un amarre con alguien que nunca me hubiese imaginado, en verdad la vida nunca deja de sorprenderme en este oficio tan antiguo como el hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y lee los nuevos capítulos del Diario de Santi Molezún

Más para explorar

Diario de un Brujo
Diario de un Brujo

Prefacio

“No sé hasta que punto escribir lo interno que uno siente, piensa o vive es bueno o malo, pero sí sé que el llegar a

Escribo desde la cama
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo

Universidad
Diario de un Brujo

7 de Diciembre

Hoy ha sido un buen día de trabajo, estoy francamente agotado, echar las cartas a diferentes personas con distintas problemáticas e inquietudes es una tarea