Categorías
Diario de un Brujo

6 de Diciembre

Hoy 6 de Diciembre, es un día festivo, uno de esos días en lo que uno se queda en casa a disfrutar de su intervalo de horas muertas, del poco, escaso y parco tiempo libre que no disfruto desde hace tiempo.

Me he incorporado a la vida tarde, a eso de las 17:00, cuando el hambre me incitaba asaltar la nevera, y las posturas en la cama ya no eran más que dolores musculares y miembros dormidos, llevaba despierto desde las 10:30 de la mañana cuando taladró mi cabeza el teléfono de la consulta como si de un despertador se tratase, una mujer que solicitaba cita: – Santi Molezún …Buenos días – Hola quisiera una consulta con Santi – Si, que querías de media hora, o de una hora? – Me podría informar de los precios … (Titubea) – Si, una hora son 300 euros, y media hora son 150 – Tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu-tu. 

La agradable y educada mujer de Madrid no debió de considerar mis precios oportunos para su bolsillo y no escatimo en ahorrar, no solo dinero, sino palabras. Ahora, eso sí, me estimuló la puñetera a dejar mi apacible sueño festivo cancelando el descanso del único día que no tenía que madrugar, … siempre pasa esto cuando uno programa dormir o descansar, es de libro.

Me levanté, le di de almorzar a mis gatos, limpie una cotidiana meada de mis canes con la fregona y regresé al tálamo con portátil bajo el brazo. Una de las cosas que más me embelesan en mi tiempo libre es llevarme mi moderno ordenador a la cama y disfrutar de toda la información vía wifi entre mis sábanas. Megas y bytes mezclados con la horizontal postura del amodorramiento sobre cojín y almohada.  ¡Qué placer el descanso!, pena de mis cervicales que no piensan lo mismo… Pocos ratos agradables de ocio paso desde 1990, donde tuve mis últimas vacaciones en el camping de «Coroso», en un pueblo llamado: Santa Uxía de Ribeira, lugar y espacio preferido durante mi adolescencia.

Allí fue donde saboreé mi primer cigarrillo a las tapadas de un puesto de helados, donde di mi primer beso y conocí la terneza de un amor en la playa bajo una noche estrellada, donde encontré y viví mi primera relación y ruptura y donde muchas veces me empine unos litros de felicidad a la luz de una hoguera con mi súper pandilla de 40 personas. «Coroso» es el baúl de los recuerdos de casi una decena de años de mi vida, lo guardo egoístamente como si de un buen vino se tratara, en una radicada nostalgia privada, que invade mi mente a cada verano.

Aquellos amigos y amigas de mediados de Junio, Julio, Agosto e incluso parte de Septiembre, ocupaban todo mi cariño, confianza y vida social, quedaron allí con la espuma del mar, amaneceres infinitos y cáscaras de pipas en aquel banco y mesa de piedra ubicados delante de un pequeño cuarto de baño externo y un minúsculo terreno privado, en la parte de arriba de un pequeño chiringuito fuera del camping, frente al camino que llevaba a lo que llamábamos: «La casita de Chocolate», donde celebré más de un cumpleaños al fuego de una hoguera. Los adolescentes lo invaden todo, se apropian de cualquier pequeño espacio y lo hacen suyo aunque sea propiedad privada. Eso no se contempla a la edad de la explosión de las hormonas, donde la felicidad junto con la inconsciencia forman parte de tu vida y te acompañan a cada mala decisión que tomas.

Visitas nocturnas al cementerio de Palmeira, a donde íbamos a pasar miedo o a hacer sesiones de ouija…

Cómo cuando íbamos al hotel abandonado de «Riazor» donde crujían nuestros pasos entre cristales rotos y restos del que fuera un gran hotel completamente abandonado: colchones, carteles con el número de las habitaciones, cadenas de vater, preservativos usados, restos de viajes de la peor moda de los 80: la droga, luces con linterna en código morse para las lanchas de los narcos de las que teníamos que escondernos.

Siempre dábamos largos paseos hasta el «bar de Manolo», donde una preciosa pareja de ancianos coleccionaba postales de distintos lugares del mundo que le mandaban con amor sus clientes, que los adoptamos en seguida como nuestros abuelos, y donde siempre nos regalaban el más enorme montón de deliciosas patatas fritas, cortadas en forma de cerilla como tapa mirando al mar desde su porche. Un mar eterno que parecía conocernos cada verano.

Aunque no he vuelto a tener vacaciones desde entonces, este verano me negué a estar metido día y noche en mi trabajo y pese a que mis clientes me llamaban insistentemente, me aventé con mi coche verde manzana a una preciosa y salvaje playa nudista de Portoson: «Queiruga».

Allá iba después de trabajar, todas las tardes en las que concibió bueno y no tan bueno, me escapaba a aquella playa preciosa con mi pareja y mi mejor amigo Sergio casi a diario, hasta las 11 de la noche que se ponía el sol, ¡que placenteras horas pasé sin hacer nada!, aproveché para estudiar el milenario oráculo: «I Ching», tirarme en la toalla, fundirme con la arena y para pasear por la orilla, con Greta y Mora, mis perras recogidas de la calle abandonadas un frío invierno por algún hijo de puta sin alma. Mis adoptadas «niñas peludas» disfrutan más que yo de la arena y el agua, que ya es decir, les encanta correr ilegalmente por el borde del mar y disfrutar de el Astro rey como a mí que soy Leo y que me rige por signo .

¡Qué preciosas puestas de sol tan de cine pude saborear a diario!, con pareo puesto y degustando una rica manzana. Imagino que estas son las cosas que uno revive en el preciso instante de su muerte, cuando, dicen, ves todas las escenas de tu vida pasar a cámara rápida.

Este verano lo disfrute realmente, hasta que en  Agosto interrumpí mi paradisíaca y pija vida recreativa por el fallecimiento del ser que más amo, mi gatito Manchis (Manchitas). Que Dios decidió después de 12 años, regresará de nuevo al cielo. Lo condenó con una neumonía, una anemia galopante y una Leucemia felina. Y a mí a cuidarlo día y noche más de 15 días hasta verlo caer. Terrible y difícil decisión la que Dios me obligo a tomar, teniendo que quitarle la vida al ser que más se la hubiese dado. Y aunque sé que lo hice por él, con objeto de acortarle el dolor y sufrimiento, no le eximiré nunca a Dios ni a mi conciencia haber sido el verdugo de su muerte.

A los 15 días también se fue mi perra Basi, a la cual también adoraba, por causa de un tumor maligno en el estómago que ya venía arrastrando desde hacía 2 meses de sus 14 largos años de vida, parecía que se pusieron de acuerdo el arcángel de la muerte y las moiras del destino para acabar de matar mi ánimo. Dos sablazos que se han unido en estos días con la muerte de mi periquita Hilarita, mi mágica y azul querida hija de 6 años, su último zarpazo.

Un día el de hoy que siendo de recreo, no impidió que tuviese que atender a una consulta por teléfono de media hora y apuntar 3 más para esta semana. Y es que mi criticado oficio no sabe de horas de hastío, ni de horarios, ni de festividades, a cualquier hora y en cualquier momento, suena el teléfono de la ambición por dar luz al alma.


 

Categorías
Diario de un Brujo

8 de Diciembre

Estamos de nuevo en día Santo, es data de: «La Inmaculada Concepción», Oxum, mi madre espiritual. ¡Felicidades mamá!

Me he ofrecido toda la mañana a dormir a pierna suelta, aunque como bien dije, cuando es tiempo de ocio y uno se plantea descansar, siempre cualquiera se encarga de lesionar tu respiro. Es así desde hace años, dicho y hecho, tuve a las 9:50 de la mañana una llamada del «Profesor Mercury», mi compañero del programa reality de Antena 3 Televisión:”El Castillo de las Mentes Prodigiosas”.

­ _ Buenos días ¡Yupi,yuju!. ¡Hola artista!, me hace falta la dirección de la clienta a la que tenemos que enviarle la carta Astral el día 12!… (me comenta disparando energía telefónica)
­ Buenos días Mercury (recité completamente zombie, con un ojo abierto y el otro cerrado escondido bajo la sábana)
Mercury y yo estamos remando juntos últimamente en una colaboración mutua para concebir las cartas astrales a mis clientes. Y también preparando un curso de reiki, él es maestro, que dará muy pronto en mi ciudad: Santiago de Compostela. Conversamos muy a menudo por teléfono, lo que yo no sabía es que Mercury no dormía las mañanas de los días «Santos».
Da igual, se le condona todo, pues es una persona extraordinaria con la que no te puedes enfadar. Un Astrólogo buenísimo con aspecto de científico loco inventor de la máquina del tiempo.
Transmite paz y cada vez que te parlotea por teléfono siempre está de agrado, me enseña música que compone y le doy mi opinión, el profesor es un compositor empedernido, amante de la guitarra española, un artista del exotismo del sonido anárquico. Es caos, envuelto en amor a lo creado y paciencia en búsqueda del sonido perdido: «un niño grande».

Actualmente me está componiendo una melodía pensada en mi, la cual apellida: «Exciting», donde combina sonidos celtas, gaitas eléctricas y sonidos mercurianos, un misterio final el cual tengo ganas de valorar. Tan grato regalo nunca nadie me compuso, una melodía pensando en mí y para mí, que más se puede pedir.


De mis compañeros del Castillo, «Mercury» es uno de los cuales atesoro su amistad en la distancia. Con «Leevon Kennedy» también continuo en contacto, hablamos habitualmente por el messenger, y nos detallamos nuestras vidas vía Internet. Leevon es caprichosa, con estilo, extravagante, histérica, chillona, polémica, elegante, atractiva, madura y una súper «show girl», es una mujer televisiva, que quieras o no quieras, siempre llama la atención. Se ha convertido en una hermana para mí. Me gustaría que volviese pronto a España, desde el programa no la he vuelto a ver y echo de menos sus conversaciones hasta las 3 de la mañana, actualmente está en su tierra: Argentina, y allí es todo un personaje de un alto nivel económico, pero estoy completamente seguro que aquí sería un boom televisivo, es completamente mediática.


«Astyaro» también me llama de vez en cuando, y hablamos largo y tendido, la última vez que supe de él fue en Madrid, cuando fuí a la manifestación del orgullo gay, las fiestas en el maravilloso y timadísimo barrio de: «Chueca».

Tomamos juntos unas copas y conversamos alrededor de una mesa de un café oscuro donde él actuaba esa noche, hace unos shows de ilusionismo que te dejan perplejo. Abrigamos una bonita amistad que realmente pienso permanecerá en el tiempo. Es un personaje muy serio, maduro, responsable, inteligente, con mucho semblante y autocrítica, joven como yo, pero con una experiencia en el mundo esotérico que precisa tener los ojos bien abiertos. Astyaro es francamente bueno en su trabajo, y llegará a despuntar en toda España. Ha sido injustamente criticado en su intervención dentro del Castillo, por el mal de este país del que hablaba ayer: la envidia. Para mi entender su intervención en el programa ha sido brillante y perfecta, aunque con falta de la malicia, que es necesaria para seguir siendo un personaje televisivo y sin ella, por lo que se ve, aquí no se come…

En el Castillo desfilaron acontecimientos que jamás han salido a la palestra en la pequeña pantalla como por ejemplo las borracheras nocturnas, casi diarias, de mi querido amigo: «Paco Porras» o el famoso libro que este mismo estaba escribiendo noche tras noche, hablando sobre cada uno de nosotros y que nos fue leyendo, capítulo por capítulo, todos los días después de comer. Al final jamás salió publicado, a pesar de que él aseguraba que lo iba sacar a la luz al salir de allí y que ya tenía una editorial interesada en hacerlo.


Tampoco salió que la «Bruja Lola» se cogió un enorme berrinche: llorando, gritando, sacando sapos y culebras por la boca contra la productora: «Gest Music Endemol» por no haber salido ella ganadora del afamado concurso (con lo que ella contaba). Al parecer, según decían, ya había pactado varias exclusivas con varios programas y revistas para darle bombo cuando saliera del famoso castillo «victoriosa». Esto ya estaba pactado por ella incluso antes de entrar en el propio programa y se le indigestó su egocentrismo cuando vivió la cruda realidad. Astyaro quedó vencedor y ella… se «jodió» y con ello todos sus planes de promoción pactados por su representante. Lola tenía planes de sacar su propio disco para ese verano con un temazo donde el estribillo decía: «¡Que te pongo dos velas negras, que te pongo dos velas negras!, «Bazura», mamarrracho, que contigo yo hago un gazpacho!». Y no era por la estupidez de la letra de la canción por lo que iba a tener éxito, sino por todo el personaje que la implicaba en una década donde la televisión reinaba las vidas de los más ignorantes.

A propósito de esto, no se emitió por televisión cuando firmamos todos los componentes del Castillo un contrato con la importante discográfica BMG (MG Rights Management GmbH), para grabar un disco donde cada uno de nosotros iba a cantar una canción, compuesta específicamente para cada participante, cada uno elegimos el estilo de música que queríamos cantar, yo mismo había elegido un rap y firmé ese contrato en el hall del hotel antes de entrar a concursar en el reality que saldría en: «Antena 3 Televisión». Las canciones serían compuestas por un compositor muy bueno e importante, que resultó ser el manager y yerno de la famosa «Bruja Lola», la cual paró literalmente este proceso con llamadas privadas que le hizo desde el castillo, una vez meditó y vió que le podíamos quitar protagonismo a ese disco que ella ya había grabado con «otros frikis» y que saldría ese mismo verano.

Nos dejaban una vez a la semana hacer una llamada por teléfono, una conexión escuchada y vigilada por producción, para que no pudiesen contarnos nada del exterior referente al programa, eran 3 minutos justos cada semana, cronometrados, todos hablábamos con nuestras familias y parejas a las que echabamos de menos (en cautiverio las emociones se disparan y la nostalgia invade la mente de quienes se sientes fuera de casa), todos esperábamos ese día con ilusión. Lola no, no uso ese escaso tiempo para sus carencias afectivas, sin embargo lo uso en en varias ocasiones para hablar con su «manager»(implicado en el proyecto del verano para la importante «BMG»). El disco sobra decir que jamás se llegó a grabar, sinceramente pienso que fue por su culpa. La disculpa que pusieron cuando acabó el concurso es que no se grababa porque el programa no tenía suficiente éxito, disculpa no real, ya que cuando se firmó el contrato de este disco, aún no habíamos empezado dicho reality y no comenzamos nunca a grabar, pese a que no se sabía «el éxito» que íbamos a tener.

Es una mujer terriblemente egoísta, vanidosa y celosa, cree que es el sol y los demás son los planetas.

Cuando al famoso mentalista mexicano: «Astyaro», compañero y amigo del programa, se le celebró su cumpleaños en el castillo, el día 2 de Abril, por parte de la cariñosa producción de «Gest Music Endemol», una gente encantadora y amorosa donde las haya, le trajeron a unos mariachi a tocar y cantar en una comida de sorpresa y se nos regaló a todos un rico menú mexicano para comer, se pretendía que Astyaro se sintiese como en casa. Él se emocionó mucho y lloró, le agasajamos a besos, desafinamos su cumpleaños feliz y bailamos, ¡todos menos ella!, que en lugar de felicitarlo como hicimos sus compañeros del reality o darle un beso, se puso furiosa ¡porque a ella nadie le había celebrado su santo!. Cosa que no era real, la producción le trajo ese mismo día un traje a Lola precioso para que se lo pusiese y estuviese toda guapa el día de su santo como regalo y ella protestó alegando ¡que no le valía, y que era una vergüenza como se estaba tratando a la gran: «Lola Montero» y que el traje ni siquiera se lo habían regalado!.

Era como una niña caprichosa y malcriada, ese día no me faltaron ganas de darle una torta por impertinente y mandarla a la cama sin cenar, pero si lo hacía, sabía que no llegaría al final del concurso. Y yo como todos quería llegar a la última etapa. A cada gala semanal cobraba 3000 euros, mi propósito era cobrar lo máximo posible.

No salió cuando el competitivo «Conde Luconi» discutió conmigo, insultándome por ser homosexual alegando que era «antinatural». O cuando el ataviado de papa, famoso vidente italiano: «Divino Otelma» se enamoró de mí y me venía a ver todas las noches a mi cama.

O cuando Lola decía que oía pasos por la noche en los cuartos y que alguien le quería hacer daño y sospechaba que había un fan metido en el castillo y que su vida corría peligro…pobre, cada uno con su «realidad». Tantas cosas, que os iré contando….


El Castillo no tuvo audiencia, francamente, no la esperada, todos dicen que era un programa malo, pero ha sido y es un programa de culto, donde todos han hablado de él pero «nadie lo ha visto»…, ¡doble moral del Español…! ¿quien se lo cree?.

Ahora me voy a la cama a ver una película en dvd: «­Luna Nueva de Howar Hawks», querido diario, continuamos mañana!.

Categorías
Diario de un Brujo

14 de Diciembre

Tengo la sensación últimamente de que me va a pasar algo, estoy husmeando un hecho importante en mi vida, pero no consigo matizarlo. Es difícil describir el sentimiento con el que me despierto cada mañana, similar a cuando tienes que levantarte para ir al examen del carnet de conducir, sabiendo que ya lo vas a aprobar. No es un presentimiento de algo malo, pero si de algo importante. Escapo de consultar las cartas o cualquiera de mis oráculos, es curioso pero me espanta conocer mi propio futuro, prefiero cultivar el amor a lo imprevisto.

Aún así, cuando va a ocurrirme algún acontecimiento destacable, no cesan los libres e independientes presentimientos. Vienen con el paquete al nacer brujo. Recuerdo cuando en el Castillo presentí en todo momento que iba a llegar a la final del concurso, esto no podía comentarlo evidentemente, porque sonaría vanidoso, pero lo supe desde casi la primera semana.
Mi táctica en el concurso fue tratar de ser equilibrado, discreto, y sobre todo ser lo más natural posible, sabía que en medio de tanto show lo que destacaría por su ausencia sería la humildad, la honestidad y la sinceridad…
Con lo cual exteriorice lo máximo mi lado más humano y exploté mis dudas para acercarme al público y dar justo esa imagen.
En las galas tenía solo una hora y media para destacar de un grupo de chillones compañeros televisivos con afán de protagonismo, con lo cual decidí arremeter al principio contra el jurado para presentarme, y una vez ganado el puesto de centro de diana, lo usé para serlo de la cordura.

No hice nada que no considerase que debía hacer y mi táctica se acentuó, cuando me percaté claramente de que allí todo el mundo estaba fingiendo delante de las cámaras una imagen constantemente pensada, premeditada y grabada. Algunos acaparaban el argumento del programa con su retórica del pasado y estaban interpretando como un cutre culebrón de sobremesa. Sabía que la táctica tenía que exagerarse y preparé a un cariñoso y adorable compañero que se acercó uno a uno para observar todos los puntos flacos de mis rivales. Una vez visto el enemigo, ataqué y me deshice uno a uno, o simplemente dejé que lo hiciesen por mí. Algunos cayeron por su propio peso, otros no hubo más que empujarlos contra su vanidad aparatosa.

Pero hubo momentos de mucha tensión allí dentro, un día incluso me tire en mi cama a llorar como Magdalena, porque me sentí muy mal cuando mis compañeros me instigaron por sugerir al señor del Castillo no ponernos tanta bebida, aconseje que no hubiese un mueble bar como había dentro los globos terráqueos del mundo, ya que algunos no paraban de beber, y realmente creía que estábamos dando una imagen bochornosa de nuestro oficio, ellos lo tomaron a la tremenda, me sentí francamente incomprendido y terriblemente sólo allí dentro.

No estoy en contra de cogerse un pedo de vez en cuando, en absoluto, he bebido muchas veces en mi vida y he fumado muchos porros, pero sí estoy en contra de estar todos los días bebiendo, día y noche desde las 5 de la tarde, hora donde ya nos papábamos dos botellas de cava, en un programa de tv a nivel nacional. Cierto es que el cava me encanta y se ha convertido en mi debilidad, pero más de uno seguía y seguía empinando el codo “vaciando al mundo”, y vaciando la botella de whisky y ron o lo que encontraba a mano.

Para todo hay un día, o dos…. una noche yo mismo me empiné, hice un montón de tonterías de las que ni recuerdo, fue divertido.
Fuimos a cenar fuera, nos llevó el buen degustador de los placeres de la vida: Juan Sebastián Darbó junto con el equipo del reality a conocer “la casa de la Magia” del gran ilusionista, mago: Xabi, una persona digna de intimar, llena de recuerdos de buenos momentos con media tierra de las vanidades. El primer hombre que condujo un coche con los ojos completamente vendados. Un catalán muy especial, al que se le escaparon, años después, aquellos mismos ojos detrás de mi querida amiga argentina Leevon Kennedy, ex mujer del rey del pop: el «Duque Blanco» del Glam: David Bowie.

Luego nos llevaron en un transporte privado al “restaurante de los horrores” en Barcelona donde había unos monstruos, vampiros y zombies impresionantes súper bien caracterizados, algunos terriblemente macabros y otro increíblemente guapo y sexy… Quien se dejase comer por aquel camarero semidesnudo y con cara de dominante…

Esa noche lo pasé muy bien, hacía días que me sentía muy solo, echando muchísimo de menos a mi pareja, y me dio un bajón muy grande de animo, estaba triste y me sentía confundido.
Esa noche llegamos todos cantando un poco cargados, entre los cuales me incluyo, yo estaba muy alegre, primera borrachera de mi «mente prodigiosa».

La segunda fue cuando ya acabó todo el concurso, y ya aglomeramos las maletas para irnos. Ya solo sobrevivimos allí dentro Lola, Leevon, Astyaro y yo.

Fue tristísimo ver como recogían la enorme casa en la que había vivido un mes y medio, todo se desmontaba a pedazos por un equipo joven de más de 80 personas de atrezzo, iluminadores y técnicos, en cuestión de minutos el Castillo iba siendo devorado por la nada, a cada pieza que recogían o desinstalaban perforaban un recuerdo, preferí no seguir mirando la muerte y descomposición de un precioso, honorable, y majestuoso castillo, di marcha atrás, y abandoné mi último segundo en aquel sueño. Años después el mismo espacio fue usado para el programa :»La Granja» y «Operación Triunfo» de la misma productora. Mi cama donde había dormido tantas noches se convertía en la cama de una nueva y brillante estrella adolescente televisiva.

Como homenaje nos llevaron a cenar a un restaurante de Barcelona con un diseño muy industrial, emulando una fabrica. Recuerdo que sus cuartos de baño, tenían unos inodoros en los que daba «no se que» mear, de tanto diseño, y con tantos espejos, te veías el pene reflejado en todas partes, ideales para practicar el onanismo.

Lola no quiso venir a esta cena de despedida, estaba indignada por no haber ganado y se fue derechita al hotel conjurando en hebreo mezclado con velas negras. Leevon se encontraba fatal y también se fue a descansar. Fuimos el equipo de producción del programa, mi mecenas y respetado joven director Tinet Rubira, artífice de grandísimos programas entre ellos El puente, Operación Triunfo, etc., también vino con nosotros el enigmático actor que interpretaba al señor del Castillo, al cual por fin conocí sin máscara, Astyaro y yo. Siempre imaginábamos quién podía ser el señor del Castillo, todos lucubrábamos sin tener ni idea, hasta que esa noche esa voz masculina y penetrable se presentó.

El precioso Alejandro, de producción, que tanta afinidad platónica me había despertado en esa soledad televisada también estaba, una bonita y sincera amistad de ascendencia gallega en medio de aquella pista de baile de la sala: “Luz de gas”, donde le regalé el pentagrama que siempre llevaba puesto con esa canción de Alaska y esa borrachera que todos bailamos alrededor de una despedida: la moderna ama de llaves, las simpáticas sirvientas del castillo, las productoras, los cámaras, los jóvenes realizadores, todos danzamos al ritmo de los tambores de un hasta la vista, en la sala vip propiedad del hermano del afamado presentador: Xavier Sardà, que también descansaba y socializaba por allí.

Por allí deambulaban caras muy conocidas de la pequeña pantalla: Un espigado «Boris Izaguirre», un natural y espontáneo «Santiago Segura», un conde play-boy engominado: «Alessandro Vittorio Eugenio Lecquio di Assaba y Torlonia», y un codazo de un chulo y maleducado guardia civil: «Antonio David Flores» que ni perdón me pidió. En esta sala se reunían después del programa todo el equipo de «Crónicas Marcianas» y hacían una misma familia.

Duró hasta altas horas de la madrugada, bailé, lloré en unas escaleras, bebí… y amanecí en la habitación del hotel, emborronado en cohol y sin recordar nada de como había trepado hasta allí.

Lo primero que hice al levantarme de mi resaca de cava, fue beber dos vasos de agua como si estuviese en desierto, hice mi maleta de vuelta a casa sin molestarme en doblar la ropa y lo que me recomendó la cariñosa y sonriente Yolanda, mujer del gran humorista, actor y comunicador: «Carlos Latre», una de las jefas de producción del reality que mejor se portó conmigo durante mi estancia en esa cárcel televisada, ella me recomendó en un papel de su oficina: 3 números de teléfono, de 3 managers distintos, de los cuales sólo me contestó uno: el gran manager de famosos: «Paco Barbero» así que hice lo que me sugirió: encomendarse a un representante antes de pisar el aeropuerto y soltar una palabra ante los micrófonos que podrían estar esperando.

Allí agarré a Roberto bajo el brazo, mi tigre de un metro de peluche con el que salí en alguna gala, y nos dirigimos a un viaje en business class de vuelta a mi vida «normal» en mi amada ciudad: Santiago de Compostela, sin saber que me podría encontrar en la calle con las reacciones de la gente después de verme en la televisión desde su sofá cada Martes, durante todo ese tiempo los resumenes del programa eran diarios en el programa de la periodista «Ana Rosa Quintana». Francamente me daba un poco de coraje, porque yo me sentía normal y corriente, pero ya no lo era, la televisión había cambiado el anonimato por «estrellato» y para eso uno nunca está suficientemente preparado. ¿Estrellato o estrellamiento?.

Las perspectivas en esos momentos son inciertas, no sabes si seguirás siendo famoso o sino, si te llamarán de otros programas, si saldrás entrevistado en revistas y periódicos, si te reconocerán por la calle, sí te quieren o si te odian en virtud de la imagen que han ido sacado de ti en la pequeña pantalla, por otro lado el cansancio es tan enorme que lo único que súplicas es dormir en tu cama, estar con tus hijos peludos, tu familia y pareja de nuevo en casa, ese lugar que es sencillamente nuestro puerto de parada de una realidad tan extraña, que mientras vives, te das cuenta que es paralela a tu existencia. Lo otro apenas importa, tienes la televisión atragantada, el ego está ya adormecido y sólo quieres volver a la realidad y la privacidad de el encanto de una vida simple, tu vida.

Acompañé a la televisiva Bruja Lola a la cola de pasajeros de su avión, para que no se perdiese, estaba en el otro lado del aeropuerto, mi avión salía una hora después que el de ella, así que me presté para ayudarla con las maletas y hacerle de guía en medio de miles de fans y seguidores que querían sacarse una foto para las redes, la vieja diva del programa de Tele 5 presentado por Xavier Sardà: «Crónicas Marcianas»es un monstruo mediático, nunca imaginé tanto éxito social. Allí estaba yo, cual Juan Díaz: «El Golosina», acompañando a «Lola Flores»con sus maletas.

Durante el viaje, en clase vip, rumbo a Santiago, el billete lo pagaba la productora como último regalo, después de haberte «construido» o «destruido» como personaje televisado, reían las azafatas/os preguntándome si mi tigre: «Roberto», al cual no había forma de disimular y me acompañaba tal que tigre de verdad en el asiento de al lado, si iba a tomar un zumo, leche o algo. Que bochorno cuando tuve que pasarlo antes de meterme en el avión por la cinta de rayos x, yo quería ser discreto, pero era imposible con semejante tamaño de peluche, los policías se morían de la risa. Pero no quería dejarlo abandonado en Barcelona, ni facturarlo porque podría perderse y le había cogido un inmenso amor y cariño, por haberme acompañado en silencio en mi cama durante toda esa locura experiencia mediática.

Categorías
Diario de un Brujo

16 de Diciembre

Estos días hay una fastuosa Luna llena, la de hoy esta en Cáncer, se nota que todas las personas están revolucionadas. Mi consulta ha estado muy batida estos días y lo inculpo a la Luna y sus mágicas influencias.
Aunque últimamente me parece que no hacen falta procesos lunares para disculpar el grado de histeria que reina.

Es más un estilo de vida que infunde un desasosiego colectivo que un «efluvio astral». Siempre me pregunté si vino antes el huevo o la gallina en la relación carnal que existe entre la historia y la Astrología.
Es decir, ¿ocurren los hechos por la influencia de la posición de los planetas, o las personas obran y ejecutan con libre albedrío y los planetas narran los hechos?, ¿Quién es el protagonista de esta vida esferal, el que vive un hecho, o quien lo influencia?

Lo explicaré con un ejemplo: Si yo influyo en el hecho de que tú tengas buen humor, o que estés cansado, quien esta cansado o tiene alegría eres tú, no yo. Si tú eres el sujeto activo, mi influencia es mera corriente de aire que te inclina pero tú eres quien padeces.

Pero si le damos la vuelta, podemos también decir que yo te inclino a un estado anímico, porque tú ya estas en ese estado, y yo solo lo reflejo, en un dinámico efecto espejo, donde todo lo que ocurre aparece reflejado en el periódico del cielo, con un perfecto orden y simetría universal. La relación entre hecho y tránsito Astral, es algo digno de estudio para cualquiera.

Por la mañana no abrí mis negocios, me pase todo el tiempo dando de alta un seguro medico privado para mi pareja y para mí. Entre papeles que te exigen y justificantes que te solicitan para poder dar activa la dichosa póliza, perdí toda la santa mañana. Pero me propuse cambiar de seguro y por fin lo he hecho.

A la tarde estuve trabajando en mi consulta como de costumbre, nada que destacar excepto que me llamó el profesor Mercury de nuevo, porque se va a Egipto a pasar las navidades y le he encargado una estatua de mi diosa preferida: Bastet, la diosa gata, o mujer con cabeza de gato.­Viajar a Egipto a pasar estas fiestas, que buena idea la de Mercury, él si que sabe vivir esta corta y escasa vida que se acaba casi siempre antes de tiempo. Yo iría si pudiese, a tantos sitios…

Nos pasamos la vida siempre en unos mismos puntos geográficos y perdemos el conocer otras culturas, mundos y lugares que no habría tiempo para ver. Tengo una amiga que si sabe vivir, ella viaja sola haciendo dedo por todo el mundo, no hace otra cosa, siempre con lo puesto, sin dinero y se ha recorrido toda España y parte del mundo, a conocido todo el desierto del Sahara, el cual le encandiló y al cual ha vuelto mil veces, lo último que supe de ella es que se enamoró de un Príncipe Tuareg, que se casó con él y su velo azul.­­

Uno nunca sabe donde va a encontrar el amor de su vida, ni cuando. Lo que sí está claro es que vivimos con miedo y nuestros miedos nos limitan a un estilo de vida que no sabe de existir ni de disfrutar de lo existido.

A cuántos les gustaría ser como mi amiga y por cuenta propia conocer mundo sin ataduras, ni miedos. Disfrutar de cada instante en la tierra antes de emprender el más largo viaje eterno.

Eternecernos de la caricia de un Príncipe Tuareg, de su calor y olor a arena, su piel oscura y ojos negros, que nos saque de una vida vulgar, mónotona y ramplona, ante un horizonte de un desierto ilimitado.

Categorías
Diario de un Brujo

19 de Diciembre

Ya no hay vuelta atrás querido diario, te acabas de hacer público, un periodista se ha enterado de tu existencia y te ha sacado en una noticia.

Que te lean y te conozcan es un poco el sentido de haberte publicado, espero que los lectores nuevos que aparecerán ahora sean benévolos contigo y conmigo, el que escribe.

O no, en realidad no me importa… ya que un diario es algo muy personal en el que uno escribe sus pensamientos y sentimientos, no es debatible, puede gustar o interesar o puede no suscitar ni pizca de interés, pero no deja de ser algo completamente personal, algo mío, que habla de mi vida y vivencias. Mal que le pese a quien le incomode o indigne leerte o descubrirte. La gente tiene una imagen de mí tan estereotipada, tan encorsetada, ¡que se asemeja a la realidad tan poco!, que conocerme de cerca a través de ti puede ser hasta medicinal para esa crítica infundada.

Cuando me llamó «Tinet Rubira» y acepté concursar en el: «Castillo de las mentes» … «peligrosas» sabía que iba a estar a la mira de más de 70 cámaras día y noche, que mi vida iba a ser observada por toda España y criticada en muchos patios de luces de este país.
En un principio, pese a que todos presumíamos de estupendos videntes, nadie sabía como iba a salir el programa: si iba o no a tener audiencia, si fracasaría o sería un programa comentado en otros de la misma cadena, estas cosas jamás se saben hasta que se hacen. Tenía todos los requisitos para poder triunfar en antena, aunque todos sabemos que al final no fue así, no voy a negarlo. Pero el Castillo con los años se ha convertido en un programa de culto. Los que no lo han conocido buscan información sobre él, vídeos en redes sociales, y a día de hoy se sigue hablando o comentando sobre él. Ocurre cómo con algunos de los cantantes y grupos de los 80, que actualmente se les veneran cual momias de oro de la música: reyes del pop o tecno… cuando en los 80, los que los realmente los vivimos no les hacíamos ni caso por pijos u horteras y no nos gustaban nada… pero ahora, «representan» esa década y se les considera cómo precursores de algo que no les pertenece. La manipulación de la historia es una constante humana. Espero que me recuerden a mí, dentro de 50 años: cómo alto, guapo y con un pelo precioso, me reiré desde la tumba.

Pese a que muchas personas de mi familia me aconsejaron no ir, sin embargo yo acepte el reto, porque me pareció una experiencia nueva en mi vida, de la que podía sacar más beneficios que obstáculos.

No sabía quien iba a entrar en el programa de tv, hasta que ya estaba dentro de aquel autobús, que uno a uno nos fue a buscar a cada hotel diferente donde nos hallábamos hospedados. Cada dos concursantes estábamos en un hotel distinto y teníamos constancia de esto, sin saber quien era el otro concursante, sabíamos que uno estaría hospedado en el mismo edificio, una situación de intriga muy divertida. A cada persona que veía en la cafetería del gran hotel, la observaba pensando si podría quizás ser esta mi enigmática compañera, era el único dato que conocía, solo sabía que era mujer, hacía tiempo que no me reía tanto yo solo.
Una vez en el autobús se presentaron todos mis compañeros. Cuando yo entré ya estaban allí: «El Conde Luconi», «La Santera Miguelina», «El Profesor Mercury», y «Astyaro». Más tarde entró «la Bruja Lola», «Leevon Kennedy» y «Paco Porras», y finalmente mi genial y divertido amigo: «Divino Otelma».
Cada uno, en ese orden, fuimos cogiendo un asiento de aquel enorme autobús, con nuestras maletas en mano y bolsas de viaje.
Las presentaciones fueron muy dinámicas, hablábamos, nos conocíamos, reíamos y yo iba observando poco a poco a cada uno de los participantes, me preguntaba con quien de ellos me llevaría mejor o con quien acabaría peleándome. Mis adivinaciones, no se equivocaron en absoluto. No en vano estoy considerado el mejor vidente del mundo.
Raramente seguía los reality hasta la fecha, no soy muy dado a ver estos concursos, precisa demasiado tiempo del que carezco. El único que seguí de principio a fin fue el primer «Gran Hermano», con Annia, Ismael, Israel etc. También dirigido por el fantástico genio de la televisión, que era director de mi reality: «Tinet Rubira» y que tiempo después se convirtió en director de la productora: «Gest Music».A Tinet lo conocía de «Plastic», un maravilloso programa que me encantaba de mi juventud y que él presentó.
Sabía como funcionaban, también vi algunos programas de «La Isla de los Famosos», pero sin continuidad. Conocía las normas del Castillo, porque me las había enviado la productora unos días antes de entrar, para que me las estudiase y no las infringiera. ¡Había muchas normas!, como por ejemplo, no podíamos tener un teléfono móvil allí dentro ni encendido ni apagado… lógico. Yo traía mis dos móviles y los deposité en un sobre acolchado con el cargador en la recepción de la puerta de la productora en Barcelona, que me devolvieron al salir del polémico concurso. Antes de que me los quitasen y ya dentro de «Gest Music Endemol», hice la que iba a ser mi última llamada sin escuchas, difícil decisión… ¿a quien llamarías?.
Elegí a Dani, mi novio, que años después se convertiría en mi marido. Le presente a Leevon por el móvil, a Paco, a Lola, y me despedí con un libre y enorme beso antes de de entrar por aquella puerta de madera tan grande, que iba a dar a la sala de armas de aquel precioso y mágico castillo medieval.
Quizás lo que destacaría de todo lo que viví allí por excelencia, es lo muchísimo que aprendí a valorar la apreciada libertad y el valor del silencio, a partir de esta experiencia valoro muchísimo los momentos de intimidad.

Escribir este diario, no me quita estos instantes aunque sea hacer pública momentáneamente mi vida privada, ya que lo hago voluntariamente y cuando puedo. Creo que si la transmito es posible que le cambie a más de uno la idea preconcebida que existe hoy por hoy de la vida de un participante en un reality, después de concursar en televisión y de la biografía, existencia, espíritu o personalidad de un brujo televisivo.

Más de uno me ha criticado públicamente en vídeos de youtube, en foros, en twitter, para mí ha sido una constante lectura de malos comentarios insinuando cosas que no son ciertas, o explicando la realidad desde una perspectiva mal informada, normalmente no los contesto, porque entiendo que es parte de este juego de ser mediatizado, y parte de la ignorancia de este planeta del ego que son las redes sociales, pero me gustaría que después de leerte a ti, querido diario, más de uno/a cambiase su idea al conocer de forma directa y cercana lo que allí realmente aconteció.

A fin de cuentas, «nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira»…

Categorías
Diario de un Brujo

26 de Diciembre

«… Un día más me quedaré sentado, aquí en la penumbra de un jardín tan extraño. Cae la tarde y me olvide otra vez,
de tomar una determinación.

Esperando un eclipse me quedaré,
persiguiendo un enigma al compás de las horas. Dibujando una elipse me quedaré,
entre el sol y mi corazón.
Junto al estanque me atrapo la ilusión, escuchando el lenguaje de las plantas,
y he aprendido a esperar sin razón.
Soy metálico en el jardín botánico.
Por mi pensamiento sigo el movimiento
de los peces en el agua…»

…decía una de mis canciones favoritas de “Radio Futura”.

•••

Sigo en horizontal desde que la gripe invadió y colonizo mi cuerpo. Primero mi garganta, después se hizo con mi nariz y acabo, cómo un buen amante, conquistándome enterito.
Ya estoy mejor de este mi último resfriado del año, ahora estoy débil, tengo tos y asma, como siempre asumo desde niño al concluir un trancazo.

¿Es el cuerpo templo del alma?… la mía estará ahora harta de tanto frotar, barriendo hacía fuera, limpiando los cristales de mis venas y aspirando con la «Medical» a todo saco.

¿De que me quejo?, si he atendido desde mi cama a tres consultas de media hora. El teléfono es un invento perfecto para trabajar, nunca te has preguntado: ¿donde esta realmente la persona con la que hablas?, ¿como esta en esos momentos realmente?, ¿que esta haciendo mientras se comunica contigo?.

Por ejemplo, en estos días de reposo absoluto, he tenido a mis infatigables hijas peludas protegiéndome a sol y a sombra, robándome las mantas. A veces no puedo ni estirar los pies con estas dos enfermas de «hiperapego secundario».Tienen adoración por mí.

Es la palabra perfecta que describen sus ojos cuando me miran: «adoración». Cuando hoy he predecido el futuro mordían mis pies cada vez que se movían. Se ubicaron patas arriba, resoplando y haciendo el payaso, mientras respondía seriamente dudas y anhelos de mi cliente, que me hablaba de su desamor ansiado. Sin pensar, ni tan siquiera imaginar, esta postal tan pintoresca como real, de la gran mente prodigiosa: ” Santi Molezún”.

Con los años y la experiencia, he aprendido a concentrarme en cualquier estado y bajo cualquier situación de tensión o movimiento, soy capaz de usar mi videncia en cualquier escenario de esta corta obra: la vida.
Que remedio, uno no siempre esta rodeado de atavíos esotéricos y velas quemándose entre humos de incienso.
No siempre puede estar la mujer: compuesta, adornada y retocada, pero no por eso deja su condición de mujer. Habría que descubrir a más de una al desayunar…, aunque conozco a quien incluso estando en la cama de un hospital, seguía perfectamente maquillada…, ¿verdad «Gemma»?. La remodelación de fachada, es algo que sienta bien a cualquier catedral histórica, independientemente a su valor y belleza únicas.

Atiendo infinidad de veces a mis clientes en la cama, en la mesa de mi dormitorio, en el salón o hasta en el baño lleno de espuma.
Al trabajar sin horarios la “jet set” y demás clientes me llaman a cualquier hora que su antojo permita y evidentemente uno no se va a pasar el día entero pegado al teléfono, sino al revés, el teléfono móvil o inalámbrico se mueve con uno.

Mientras no estoy en mis consultas y no vivo horas laborables, puedo atender vía telefónica desde cualquier punto cardinal de mi vida.
¿Cuántas veces he dejado de cenar o comer para responder?. ¿Cuántas me han estropeado un buen polvo mágico?.

El secreto de mi éxito ha sido siempre ese, la atención 24 horas. Pero ya estoy harto, últimamente me invento disculpas para no atender la comunicación con el glamour, desviando sin piedad a mi secretaria todos los reclamos. Con el tiempo uno se acaba convirtiendo en exigente, además que toda la «beatiful people» te valora más cuanto más inasequible seas, triste, pero cierto.

He echado las cartas en tantos sitios dispares…, no sólo de mi hogar, sino fuera: mansiones de clientes con criados, praderas y playas salvajes, estancias de palacios de antaño, cuartos de baño de grandes discotecas, probadores de boutiques de moda, callejones empapados en lluvias torrenciales, coches y suites de hoteles de “mil estrellas”, reservadas solo para el acto. Parezco más una «chapera de lujo», que un brujo mediático.

Ya desde muy joven hago esto. Recuerdo, por ejemplo, después de un programa de Tvg (Televisión de Galicia) donde ambos hacíamos de jurado de «En búsqueda de una estrella» algo parecido, aunque precursor, al actual: «Got Talent» pero a la gallega. Donde además ambos fuimos entrevistados, ella por ser ex «Miss España» y yo por diseñar vestidos para famosos a través de una línea de moda creada por mí, llamada : «Moda Universal», donde hacía vestidos mágicos para cada individuo, cómo una segunda piel, completamente personalizados y exclusivos, tras un estudio exhaustivo, que me llevaba unas 7 horas, de su personalidad.

En ese momento me hacían muchas entrevistas por este tema tan diferente a lo que por hoy se me conoce, llegué a salir entrevistado en multitud de importantes revistas, tengo un dossier de hasta 80 distintas guardado en el cajón de los recuerdos. Muchas a varias páginas, unas en blanco y negro y otras a todo color: en el «Miami Herald de EEUU», en revistas de moda como: «Elle», «Vanidades»o»Cosmopolitan». En una revista Alemana de un millón de ejemplares de tirada tipo: «Diez minutos». Suplementos Dominicales varios. La revista: «Tendencias» o «El País de las tentaciones» suplemento del periódico «El País».

Salí en varias contraportadas de distintos periódicos, desde la contraportada del «ABC» a la de «La Voz de Galicia» y en muchos programas de televisión de diversas cadenas desde: Tele 5 hasta la TVE o en radio nacionales, hasta salí en Radio 5 «todo noticias» o «Cadena Ser» con «Jaime Peñafiel» y «Encarna Otero»o «Elena Markínez». Por aquel entonces tenía hasta gabinete de prensa.

Llegamos a diseñar unos vestidos para «La infanta Doña Elena» como regalo y a predecir el futuro para la infanta «Doña Cristina» para la portada de una revista del colorín. Creamos unos vestidos también para la popular presentadora:»Isabel Gemio» y otras caras muy conocidas de las revistas de corazón, el cine, el mundo vip y la televisión.

Gracias a esto y a su notoriedad, fuimos abriéndonos camino en un mercado donde las prendas de ropa producidas en serie, el Prêt-à-porter invadía el mundo de las tiendas. Era lo único que funcionaba, en ese momento vender trajes exclusivos y únicos para cada persona cómo hacía mi firma de ropa: «Moda Universal», era un verdadero soplo de aire limpio.

Estaba empezando en el mundo de la moda y cómo te estaba contando, conocí a la guapísima afamada modelo: «Sofía Mazagatos» en un programa de televisión donde ambos participábamos de jurado y entrevistados, cuando terminó el show nos fuimos todos a comer al restaurante y me pidió, en petit comité, que le echara las cartas en privado.

Subimos a su habitación del hotel tras terminar de comer y de relacionarnos con todo el equipo y director de la productora «CTV», dueño del «Hotel Araguaney» en Santiago de Compostela, persona influyente donde las haya, que además también disponía de una productora cinematográfica entre otros negocios y manejo de inversiones, que le convirtieron en el arabe más rico de Galicia.

He de decir que en lugar de pedirme del menú :»The Golden Phoenix Cupcake»o manjares varios, pedí dos huevos con patatas fritas y una ensalada, soy sencillo y no sé ocultarlo.

Cuando terminó ese momento donde cada uno intenta rebañar no sólo las salsas de sus platos, sino los proyectos futuros que podrían darse con estos importantes contactos en los próximos años… (en estas comidas se comen más promesas incumplidas que alimentos bien cocinados). Allí nos fuimos: Sofía y yo a su cuarto. Todas las habitaciones de hotel me parecen iguales, ¡totalmente impersonales!, hasta la de una modelo de alto standing.

Le leí el futuro con mi baraja de tarot esotérica, frente a una ventana situada al lado de una pequeña mesa redonda, justo a la vera de su cama de aquella habitación donde se hospedaría en tierras gallegas.

Tras la pared, me enteré después, estaba «Ghaleb Jaber Ibrahim» propietario del hotel y productora con otras personas bromeando de si podríamos estar haciendo el amor, tratando de escuchar algo del «íntimo momento»con cotilleo y oreja puesta literalmente ¡sobre la puerta!.

Una hora más tarde, después de hablar largo y tendido sobre las cosas que le preocupaban, cuando terminé la sesión mediúmnica, recogí todo cómo con prisa y me regaló dos cálidos besos de cortesía arreglada, estaba agradecida y era muy educada, yo no sabía si me tenía que ir o recoger el dinero bajo las sábanas, parecía un prostituto saliendo de la habitación de hotel a hurtadillas tras practicar un servicio.

Esto siempre me pasa cuando atiendo en hoteles y me voy de sus habitaciones o mis consultantes se van de la mía, existe un momento de tensión que sólo está en mi cerebro.

¿Qué puedo decirte realmente de ella?…
Sobresaliente mujer infravalorada, sus ojos son brillo de una personalidad bien definida, que no ha debido de pasarlo muy bien, ha sido injustamente difamada, alguien le colgó el San Benito de «pija tonta», cuando en realidad es justo todo lo contrario.
Habitualmente presumo de conocer bien a la gente y «Sofía Mazagatos» no es lo que aparenta.

Éramos muy jóvenes los dos y le eché las cartas viendo en ella todo lo que yace en esa cabeza bien peinada, puedo asegurar que era todo un mundo interior, esa mujer vale mucho como persona, a parte de ser realmente la más guapa. Soy gay desde los 20 años y no me atraen mucho las mujeres, pero reconozco cuando tengo una persona atractiva delante con glamour o un estilo natural, ese saber estar que no se aprende. Me llamó la atención su sonrisa, era muy dulce pero agresiva, cómo si viniese de vuelta de todo, cómo si tuviese muy claro cada paso que daba. Su mirada era fija, mostraba seguridad y firmeza, se veía acostumbrada a dirigir las situaciones y llevar riendas de cualquier conversación.

Triste es el karma de algunas, que tienen que padecer injurias y calumnias de falsas famas durante años de su vida ¡sólo por ser bellas!.
Y soy sincero cuando digo, que ya les gustaría a otras ataviadas con un Rolex más grande que su muñeca, o un buen marido caduco en vistas de herencia…, ser la mitad de dama… que ella.


Otro día te cuento, mejor otro día.

Categorías
Diario de un Brujo

27 de Diciembre

Es complicado hablarte de cómo me siento, llevo todo el día en la cama, como desde hacía años no vaqueaba, años, que no tengo un respiro.
Estar en el lecho estos días, aunque sea por enfermedad, me hace recobrar el sueño, de un desgaste de años.

Y pese a que me siento fatal y tengo muchísimos dolores y mucha asma, cuando cesan, porque todo cesa, me siento como cuando era pequeño y no iba al colegio y disfrutaba de la película del mediodía sin tener que aguantar al maltratador profesor de gimnasia: «Jose Luis» ataviado con un gran bigote blanco tipo «Hitler» en el «Colegio Peleteiro». Siempre mandándonos dar vueltas al patio y pegándonos bofetadas a mano abierta en toda la cara, dejándonos la marca en la mejilla, cuando incumplíamos sus normas o peticiones. Por cierto a este mismo profesor me lo encontré una vez en «ABANCA», 40 años más tarde; y por un decisivo último segundo me contuve en ir hacía él y darle una ostia a mano abierta por los viejos tiempos, son esas secuencias casi imperceptibles donde uno recula sus sentimientos y continua esperando cola para una transferencia, en lugar de montar lo que sería el mayor show de su vida.

Vino Diego, mi guapo asistente a higienizar la casa como de costumbre, me paseó a las locas de mis perras y me hizo una sopa, ¡que cosa tan rica y magnifica es tomarse en la cama una sopa calentita cuando uno esta doliente!… ¡y como me gusta que me cuiden!.

Es la disculpa perfecta para abusar atención de nuestros afines.

Trabajé de nuevo desde la cama, con mi portátil y mis 3 teléfonos tirados sobre la almohada.
Como se nota que se acerca el fin de año y que acabo la noche buena. Tengo la centralita a rebosar de llamadas de toda España, justo ahora que estoy moribundo, asmático, y asemejo a «Darth Vader» en la guerra de las galaxias.

Mi secretaria no ha dado hecho, la pobre me llamaba sin ton ni son. He tenido que seleccionar las más importantes para poder ir organizando una agenda que intuyo estos próximos días se hará interminable. Ella y Sergio (mi mejor amigo) tramitan casi todo.

Sergio es mi mano derecha, como yo le llamo mi «Golosino», a todas partes me acompaña y gestiona todas mis citas, tiendas, encargos importantes, es digamos mi barrera con el mundo, todo pasa por él antes de llegar a mis manos.

Aguanta a cada persona que llama con mucha paciencia y buen talante, y me hace llegar todos los recados de mi secretaria. Yo sin embargo soy un borde, desagradable y cortante con el mundo, por eso Sergio beneficia mi imagen pública afablemente.

Hacemos la vida complicada a cuanto más nos introducimos en nivel de trabajo, gastos, empleados, y publicidad, que a veces me pregunto, si es quien de darnos la felicidad.
Recuerdo cuando sólo era yo y yo mismo, un teléfono fijo y una habitación de casa de consultorio. Que tranquilidad y que paz vivía en mi hogar, ¿Cuándo se desbordó todo?
Puñetero el día que crecí, me volví ambicioso, «famoso», ansioso, egocéntrico y asquerosamente perfeccionista.

Hay clientes que me conocieron con 12 y 14 años y sabrán de lo que hablo, toda aquella pureza de un niño que vivía feliz y tenía poderes, que cobraba la voluntad y se iba derechito a comprar cromos con el dinero que ganaba, acabó convirtiéndose en un oráculo consultado por los propios Dioses y anunciado hasta en los «tetrabricks de leche».

Como canta Rafael:
Que sabe nadie…
Si ni yo mismo muchas veces se que quiero… Que sabe nadie
Por lo que vibra de emoción mi corazón…

Categorías
Diario de un Brujo

28 de Diciembre

Hoy he descubierto todo lo que había detrás de un entramado que bastaba poco para convertirse en un culebrón del mediodía.
Me ha llamado, a las 10:30 de la mañana, «Isabel Pantoja» llorando a lágrima viva, suplicándome que le ayudase porque esta teniendo un miedo angustioso por culpa de unas «cosas» que han aparecido delante de la puerta de su Chalet de lujo.

Envuelta en agujas ha aparecido su foto y la de su pareja: «Julian Muñoz», que tras haberla levantado del suelo, ha encontrado un signo pintado en tiza con olor de aguardiente. Se han puesto malos en el acto, enfermos de miedo (su propósito seguro).

He tenido que vestirme y coger vuelo a Marbella, para clarificar todo este asunto y limpiarle del terrible conjuro cierra caminos que le han hecho.
Al llegar tarde­noche a su enorme casa, llena de cuadros, plata y «artesanía adinerada», me ha invitado a un riquísimo chocolate y galletas, que tanto me gusta como prepara.

Me ha contado quien es el culpable de semejante mal intencionado plan esotérico y lo sorprendente es que es su amor del pasado: «Maite Zaldivar», enferma de odio y rencor por el abandono recibido.
He pasado la noche con mi pareja en una casa prestada para el efecto, y he aprovechado para quedarme y disfrutar al día siguiente de un calmado día de relax y poder pasear por una playa, que me encanta, de arena gruesa dorada, típica de esta zona del Mediterráneo… Me encuentro muchísimo mejor. Cambiar de clima ha ayudado a superar momentáneamente mi asma. Regreso mañana a Galicia, hoy a la noche ceno invitado por mis importantes clientes.

Hoy ha sido un día extraño, no ha cesado de llamarme mi secretaria, y me ha dejado recado en mi buzón, han llamado de la productora Zeppelin para ofrecerme participar en otro programa reality, parecido a Gran hermano Vip. Me pagan muy bien, así que me lo pensaré. Todo sería perfecto, si no fuese también a participar «Aramis Fuster», quien no he vuelto a ver desde el Castillo, y quien me acosa día y noche por el móvil.Yo ya le he dicho por activa y por pasiva que no me gustan las mujeres, pero ella insiste en poder cambiarme…, con sus “armas” de fémina.

Buenas noches diario, me voy a cenar, Isabel me llama. Bonitas tierras las que no son frías.

Categorías
Diario de un Brujo

29 de Diciembre

La tendencia del final de un ciclo es hacia el caos, a la nada. Para dar comienzo un nuevo amanecer, es preciso que haya un anochecer. La torre debe caer, para dejar construir unas estructuras nuevas a cambio.
La normalidad de un hecho, transcurre después de un movimiento anormal. La vida siempre ocurre en capítulos cíclicos, donde una vez que acaba una escena, está empezando a formarse la siguiente.

En mi ciclo actual, yo estoy en un buen momento profesional y amoroso, sin embargo no estoy bien, mi vida está finalizando en algún aspecto o quizás en todos, y estoy gestando mi nueva existencia temporal, el nuevo ciclo de mi duración aquí en la tierra.

Mentalmente mi visión de lo que me rodea, es a cada día que pasa, más nítida y completa. En una escala evolutiva espiritual y mental, estoy en la cima de una gran montaña de supervivencia; he aprendido muchísimo desde niño, y aunque imagino me quedan cosas por descubrir, me hallo en uno de mis mejores puntos, como adivino, como brujo y como persona.

Es el amor a quien no está, lo que sigue siendo mi condena, soy incapaz de olvidar el pasado y de no echar de menos a mis seres queridos que ya no están. Esto es lo que me flaquea y a veces en fracciones de segundo me tumba literalmente. Creo más en la vida en el más allá que en la de el más aquí. Pero no me consuela la idea de sentirlos aquí a mi lado, necesito algo más, algo que me daban antes, que equilibren mi vida como antaño, existiendo, estando, simplemente.

Hoy he ido a trabajar a mis consultas, estaban a rebosar, he atendido clientes, uno tras otro hasta las 6 de la mañana.

Llamó «Nacho Mirás Fole», periodista de «La Voz de Galicia», el periódico sin discusión más leído en mi tierra. Le comunicó a mi secretaria su deseo de hacerme una entrevista para la contraportada del día 2 de Enero, primer periódico del año, ya que el día 1 no lo hacen por ser festivo y día de resacas nacionales, dormidas hasta la noche… maratón de descanso para muchos…¿ quien se levanta a comprar el periódico?.Dinero perdido para los inteligentes diarios.

Trató los temas que me iba a preguntar con Sergio, quien lo citó por teléfono para el mediodía, donde apareció por mi despacho. Un chico de mi quinta, con un estupendo blog propio, el cual me encargué de leer antes del encuentro para conocer quien sería mi interrogador, un blog de Internet que recomiendo. Lo que más me ha gustado, entre otras cosas de su contenido, son las brillantes foto­montaje del fabuloso personaje de la enfermera: «Cherry Ames», es lo más absolutamente genial que he visto en años­.

Sobre todo, lo entenderán aquellos gallegos que me lean. En una de las fabulosísimas fotos geniales, sale un famoso alcalde de un pueblo gallego, personaje muy famoso en mi tierra por tener un restaurante, al que acuden gente como: «Julio Iglesias», «Juan Pardo», «Manuel Fraga» y «Dios».

Esta persona es líder del caciquismo en Galicia y conocido de muchos por librar a algunos de la mili y conseguir destinos para otros que no podían librar ni en sueños, cobrando por aquel entonces: ¡un millón de las antiguas pesetas!.

¿Que como los libraba?, pues muy sencillo, con sus importantes contactos, que al parecer él presumía tener. Siempre decía que eran sus amigos.
Y es cierto que ellos lo pensaban, ellos mal creían que él era «su amigo», ya que no tenían ni idea de que él cobraba por aquellos favores que pedía por amistad.
Que si librar de la mili, que si hablar con fulanito o menganito para conseguir un trabajo en el ejercito, que si pasase una mili más cerca de sus hijos, más cerca de su lugar de origen, que si librase del calabozo… etc.
La siguiente pregunta sería, ¿Por qué lo sabes Santi Molezún?.
Pues, muy sencillo, querido diario, lo sé porque una de aquellas personas que le hacían favores, sino la única, y sin saber nada de su mercantilismo, era ¡mi propio padre!, coronel del Ejército de Infantería.
Papa era demasiada buena persona, y no soportaba las injusticias de la mili, ni del ejército, que muchas veces fastidiaban la vida de alguien que tenía que dejar todo para entrar en él, o rompía matrimonios con hijos que no tenían como mantenerse y siempre que podía ayudar, ayudaba a todo el mundo, hasta a los soldados cuando estaban haciendo guardias en el cuartel, muchos recuerdan a mi padre como un tío que les ayudó a pasar una buena mili y que siempre estaba de buen humor. En todos estos años, hasta ahora, no he conocido una sola persona que hable mal de él, todo son elogios.

«A.B.» cobraba estas ayudas abusando de la bondad de mi padre y eso no se lo perdonaré en mi vida.
Papa se enfadó mucho conmigo y no me creyó nunca cuando se lo conté, me chilló y me dijo que le quería mucho, que era un buen amigo de verdad, que jamás haría algo así. No hay más ciego que el que no quiere ver Papa.

Yo estaba harto de que mucha gente me lo contará, e incluso un amigo muy cercano: «Manuel» lo vivió en primera persona y pagó el famoso millón de pesetas por librarse de la mili.
Y ahora acabaré con una frase lapidante que mi madre dice y ha dicho en alguna ocasión a la muerte de mi padre, cuando otro «amigo «llamó para darle el pésame y que es una autentica verdad: «Para la mierda de amigos que tenía mi marido…»y le colgó. Esta persona es una de esas amistades peligrosas que uno ni sabe que tiene y que de seguro tendrá que darle cuentas por ensuciar una trayectoria tan recta cuando se encuentren en el cielo. Creo que todas las almas nos encontramos en el paraíso y nos perdonamos todo, por eso a veces no sé si me pasaré por él… soy demasiado rencoroso para según que egoísmos.

Cambiando de tema: «Robert Mapplethorpe» es mi fotógrafo preferido desde siempre.

Pero hoy por hoy yo tengo el mío propio, se llama: «Theodor Smeu Stermin» y es rumano.
Es un autentico genio de la fotografía, famoso y maravilloso escenógrafo, él ha sido quien me ha sacado todas las fotos que aparecen en mi web y publicidad.

Salgo completamente desnudo, enseñando mi pene y genitales, porque mi nuevo gran eslogan publicitario es: «No tengo nada que ocultar».

Con esta idea trato de dar a entender a la gente que no voy de nada, no me disfrazo, soy sincero y claro como el agua y que no tengo nada que ocultar, ni en mi vida, ni en mi trabajo. Lo que ven es lo que hay, ni más ni menos.

La ropa sobra, pues solo cumple aparentar.

Categorías
Diario de un Brujo

30 de Diciembre

Se acaba un año que no ha dejado de dar por culo y principia una nueva docena de meses por vivir, nuestras vidas giran hacía un nuevo ciclo enredadas en nuevos sueños y de seguro propuestas incumplidas anuales, todos los años nos prometemos tantísimas cosas que jamás cumplimos…, pero nos hace bien, imaginarlo nos predispone a un buen comienzo de actitud mental que es el principio del cambio y nuestra activación de la «ley de la atracción».

He estado preparando todo el día el horóscopo para cada uno de los 12 signos del zodíaco y lo acaban de publicar en Internet y en un periódico de mi ciudad: «El Correo Gallego».

Ya a la tarde, me ha sonado el móvil con una muy agradable sorpresa, una felicitación de alguien que ocupa un lugar especial reservado en mi corazón: un gran actor, que tengo el placer de contar con él como amigo y que no cesa de triunfar éxitos en España. Siempre que me llama este sexy buen mozo viene la suerte a mi vida, así que este año debería ser bueno para mí.

He planificado con Sergio la cena de esta noche, la celebraremos juntos en mi casa, antes de reunirme con los míos y él irse a trabajar de camarero a un pub gay muy conocido de Santiago de Compostela.
Sergio, natural de Ferrol, como ya te he contado, a parte de ser mi gran empleado, es hoy por hoy mi mejor amigo, compañero de secretos, angustias, risas y miedos. Ambos hemos trabajado de «Drag Queen» en un mismo grupo: «Las Queempostelas» durante varios años. Llegamos a cobrar hasta 100.000 ptas por actuación, teníamos hasta guardaespaldas y salimos en multitud de programas de tv, éramos pioneras del mundo drag en Galicia junto a otras de Coruña que eran también maravillosas, aunque un poco más macarras y agresivas, nosotras siempre teníamos el buen rollo por delante, andabamos sobre tacones de 15 cm durante noches enteras, bailábamos de gogos en discotecas sobre la barra, nos depilábamos todo el cuerpo con cera, y ensayábamos durante semanas nuestros play backs, cuando salimos en el programa de «Ana Kiro» o en «Luar» vivíamos nuestro momento de Gloria. Él se hacía llamar: «Hilaria la Proscrita» y siempre llevaba una peluca azul y yo «Elvira la Galáctica»llevaba una peluca hasta el culo totalmente rubia, que viejos tiempos tan divertidos y disfrutados, nunca ligué tantísimo en toda mi vida, tenía tan poca vergüenza que imponía mi personalidad ante cualquier «hetero curioso». Aún existen vídeos en youtube de nuestras actuaciones y hasta una fan page en Facebook. Un famosísimo deeJay  conocido como «Prozac» se enamoró de mí como chica 80 que era, ¡que bueno que estaba! y vino desde Vigo a conocerme en una de mis actuaciones.

Fin de año es una fecha en la que me invade el sueño. Cada vez me gusta menos salir, ¿será que me estoy haciendo viejo?… ¿o será que soy más antisocial? con la experiencia del paso Dios Cronos.
Prefiero pasarlo en intimidad, encerrado en mi estrambótico y acogedor hogar con la gente que de verdad quiero, con mis hijos peludos y quienes aún pueden reunirse. Ya no estoy con ganas de feria, ni de gente.

Prepararé, como siempre, un fuerte ritual de avance para nosotros, y me bañaré en un arsenal de hierbas que me despojaran de todo tipo de envidias y mala suerte que tanto me han perseguido y bloqueado todo el año, con causa y sin causa de personas carentes de una vida plena.

He hablado con muchas personas, entre ellas mis ex compañeros del Castillo: «Leevon Kennedy», «Divino Otelma», y con «Profesor Mercury», nos hemos felicitado estas fiestas y contado todas nuestras últimas novedades. «Divino» sale el día 1 en la Rai 1, televisión Italiana. «Leevon» ha ligado con un hombre increíble, «Mercury» se fue a Egipto. ¡Los hago mucho de menos!

Me voy a trabajar, que tengo mucho por hacer antes de finalizar este moribundo espacio de tiempo. No queda segundo que perder.

…Tiempo que escapas entre tic­tacs de un olvido Que te escondes de un recuerdo silencio
Breve es tu caricia perpetua, que cuando la beso… Se vuelve niebla

(Santi Molezún)

Categorías
Diario de un Brujo

31 de Diciembre

Feliz año!
Has vuelto a hacerte público diario, has aflorado de nuevo como noticia en diferentes portales del corazón en Internet­.

Cava, burbujas, y felicidad combinado con cirios encendidos y platos sin recoger, apoteosis del término de una rica cena en el salón de mi casa. Dani llegó a la 1:30 am, después de cenar con su madre y familia.
Sergio y yo brindamos y empinamos una botella de rico cava. Ahora mis chispas son brillantes, como mis ojos, y mi vida está repleta de risas, ¡cómo sube el condenado! y ¡cómo me aficioné en televisión a degustarlo!, no hay bebida ahora que más me cautive.

¡¡Por ti «Leevon»!!!

Hoy intentaré pasar una noche casera agradable, sin salir a la calle, junto a la persona que quiero desde hace ya muchos años. No está el horno como para hacer bollos y a mi salir la noche de fin de año no es algo que me pirre: todo esta mucho más caro, los locales están a rebosar de gente, humo y sudor. Y además, me aburro enseguida del postureo alquilado.

¡Espero que este sea realmente un año sin muertes, sin desgracias, sin pesares y con salud para todos/as, que buena falta nos hace!

Me siento un poco «borracho» diario, te escribo el día 2, cuando despierte de este dulce sueño de burbujas.

Te quier.

Categorías
Diario de un Brujo

1 de Enero

Me levanté, duché, y acicalé a las 12:30 del mediodía, fui a comprar con mi pareja Daniel unos ricos pasteles para después irnos a comer, lo que sería la primer comida del año, a casa de mi suegra «Mama Rosa». Todos los días 1 de Enero hacemos esto desde hace años, porqué el día primer día del año es cuando se casó con su marido, el padre de mi pareja, así que celebramos las dos cosas, comiendo rico, todos juntos.

La pastelería estaba a rebosar de caras y barrigas animadas, que aún no sabían lo que les deparará el destino este nuevo ciclo, yo sí.
Pobres algunas, como por ejemplo la señora emperifollada de un pasado con dinero, que se colaba delante mía con cara de disimulo cómo si yo fuese gilipollas.

¡Come hija come!, pensé para mis adentros, que te hará falta dulce pronto que te suba la insulina en tu vida aburguesada de un solo abrigo de visón, que sacas en momentos de ferias y circo, ignorando de quien procede, se ha asesinado a un animal precioso lleno de vida para que tú puedas aparentar, enhorabuena por el egoísmo y la falta de empatía, es por esto que el ser humano se diferencia de los animales, y no por su inteligencia.

¡Cuánta estupidez mental y envoltura existe Dios mío! ¡la gente se pasa la vida aparentando tener lo que no tiene!. ¿Cuantos no poseyendo ni un euro presumen tenerlo?: con un estilo de ropa y adornos dorados que pesan más que su conciencia. Se ponen todos juntos por si no percibes lo suficiente su falso cielo, sin embargo su nevera esta vacía, como sus vidas y almas.

Algunos disfrazan su apariencia con un coche más rápido que su cerebro, títulos adquiridos con trajes chaqueta y maletines de saldo.

Con el tiempo e intuición he desarrollado un sexto sentido para captar enseguida a este tipo de gente: huelo la cultura, el estilo o el dinero a distancia, como mis perras me huelen antes de llegar al portal de mi casa.

Analizar a tantísimas personas en mis consultas me ha ido enseñado a conocer de cerca sus puntos flacos, he ido perfeccionando una lupa, un sexto sentido hacía las mentiras y carencias de este tipo de almas perdidas. Para mi sus engorrosas apariencias solo son atrezo social de un ego en decadencia.

He conocido a personas que siendo grandiosamente millonarias y poseyendo un hotel de lujo, visten de chandal todo el día y se arreglan ellas mismas el pelo, personas sanas y naturales que no viven del que dirán los demás, y he conocido a hombres que teniendo: dinero, tierras, casas, fincas, fabricas, edificios, barco y más de 6 coches, llevaban con paraguas colgado bajo nuca, eran paletos como pocos pero no les importaba.

También, cómo ya te conté anteriormente, a quien siendo una popularísima presentadora de televisión en España en máximo apogeo: I.G, y liderando portadas de todas las revistas del corazón junto con programas en «prime time» ¡durante años de las más importantes cadenas televisivas! en lugar de resultar buena persona, acabó siendo peor que la mala «Cruella De Vil» de los ciento un dálmatas.

Te cuento la experiencia tal cual fue, me encargó personalmente, con entusiasmo: – Santi, me ha encantado lo que he leído en tu libro sobre tu forma de hacer esta ropa mágica para cada persona y quiero vestir «Moda Universal», ¡cueste lo que cueste!, me dijo con firmeza en una entrevista para un programa de radio que dirigía y presentaba en RNE. Se le hicieron una decena de diseños de los cuales eligió solo dos, dos vestidos de mi «Moda Universal» por valor de más 85.000 pesetas de las de 1993, que después de diseñarlos exclusivamente para ella, confeccionárselos y enviárselos en unas cajas con una presentación perfecta y envueltos en papel cebolla con los dibujos y diseños originales dentro. ¡No los pagó nunca!, se quedó con ellos y hasta con las gracias. Escapó todo el año de decenas de llamadas y varios envíos de facturas, metiendo por medio a toda su corte, todo tipo de mandados que le hacían de escudo a la reina de reinas, entre ellos: «R.C.», fundador de «N.P» que por aquel entonces la representaba artísticamente y su amiga y mano derecha: «B.R.».

Yo pensaba en alto: «Pero vamos a ver, mujer, ¡con todo lo que tú facturas!!! sino te gustan o no te sientan bien… que te los hemos hecho con todo el cariño del mundo ¡te los arreglamos gratis!, ¡o digo yo que podrías devolverlos!, pero: usarlos, ponerlos en tv, quedártelos y no pagarlos, ¡ignorando nuestras llamadas, facturas, fax y cartas cuando sabes que estoy empezando en el mundo de la moda… es de una cabronada soberbia!!». Cómo soberbio es el silencio de quienes lo sabían y nos hacían luz de gas desde la capital.

Ahora ya no, si me lo volviesen a hacer, todo sería de otra manera, porque ya no soy ese chico de 23 años confiado y con ganas de abrirse camino en un campo podrido de anorexias y déjà vus de los 80 . La falta de experiencia es lo que tiene, que crees que es mejor callar y seguir, por miedo a molestar o alguna represalia que pueda cerrarte las puertas de la nada.

Hoy por hoy no tendría ningún problema en enfrentarme ante un juicio contra cualquiera. Cuando decido hacer público esto, lo hago por mi karma, para compensar una situación que en su día me enfado mucho y me pareció tremendamente injusta con alguien que no se lo merecía, conmigo, que desde el principio fui con la mejor de las intenciones.

Obviamente la vida ha girado para todos, de esto ya nadie se acuerda y las deudas caducan, «Moda Universal» ya ni existe, pero en mi memoria quebrada siguen existiendo estos pequeños cajones de guiños pasados y zancadillas puestas gratuitamente, que mi memoria no olvida, aunque si perdone. No guardo absoluto rencor a nadie, estoy muy por encima, vibro en otra frecuencia mucho más alta.

Mi diseñadora y mejor amiga: «Uxia Verde» murió el día después de mi cumpleaños en un aparatoso accidente de coche, al día siguiente de un concierto que fuimos a ver de «Mónica Naranjo», un camión cisterna se saltó un ceda al paso cuando iba a la playa y le aplastó la cabeza, todos los que la queríamos nos quedamos en shock, vacíos, «Elena González Mayos» mi otra querida diseñadora, en la que depositaba toda mi confianza, se enfadó conmigo y lo plasmó en un mensaje amenazante de contestador automático que aún guardo, ya ni me acuerdo porqué, creo que por haber salido entrevistado en un programa de tv y no haberla nombrado.

Con la peluquera Blanca Coromoto y su hermana Josefina, la patronista, dejé de tener relación después de un desfile en Santiago de Compostela en el pabellón de Santa Isabel.

Mi empresa quebró. Cómo quebraron mis sueños de ser un gran creador de moda. Quedan por casa un dossier de prensa de más de 80 entrevistas y algunas cientos de etiquetas que duermen para siempre en el olvido de la que pudo ser una de las modas más originales creadas en España, basadas en un estudio minucioso astrológico, grafológico y cromático para designar que formas y que colores eran los idóneos para potenciar a esa persona en algo en concreto que nos solicitaba y aumentar su magnetismo físico y emocional. Una segunda piel para cada persona, que no sólo valía para adornarse y abrigarse sino para potenciar el aura y sus siete colores del Arcoíris, cada uno especializado en un campo concreto de la vida.

También recuerdo a aquel fotógrafo: J.D.L.I, que siendo un artista reconsiderado en Barcelona y retratista de cientos de caras de los más grandes famosos, «plagió» o se inspiró con un poco de cara dura, en el 2003, para confeccionar la portada un importante disco de un por aquel entonces: sexy, joven y famoso cantante: A.S, en una fotografía usada en el 2000, para las campañas publicitarias de un brujo gallego «guapísimo y súper prodigioso»: S.M (que el pobre del fotógrafo, no imaginaba que años después la marica calva iba a despuntar…)

Imagen publicitaria de Santi Molezún del año 2000
Imagen publicitaria de Santi Molezún del año 2000

Ya, ya sé que me vas a intentar convencer de que todo está inventado, que seguramente es casual que hasta la forma de la mano sea idéntica, que todos los artistas sacan ideas de otros artistas…, que yo usaba una bola de cristal y el otro usaba un vaso… Pero mira, te voy a decir una cosa, pienso que si cobras una animalada por tu inspiración artística y estás copiando algo ya diseñado y usado por otra persona con anterioridad, tú lo que tienes no es originalidad, es… otra cosa.

Este año, querido diario, me propongo mi primera meta, no aceptar ni una sola impertinencia, ni apariencia de nadie en mi entorno, no fingiré educación con este tipo de personas, las destrozaré en el acto como entretenimiento y ayuda psicológica.

Lo siento pero no estoy por la labor de aguantar pretensiones de egos inflados, ya no, para reina, la que te escribe.

Categorías
Diario de un Brujo

2 de Enero

Empiezo mi segundo día del año con muy buen pie, una importante entrevista en toda la contraportada del periódico: «La Voz de Galicia», ¡en el primer periódico de este nuevo ciclo!.
Me ha gustado mucho como me ha captado el genial periodista: «Nacho Mirás Fole»­.

Todo lo que quise decir, mis frases o palabras del contenido del encuentro no están nada variadas o retocadas, ¡eso si es hacer periodismo, sí señor!.
Uno esta acostumbrado a que le cambien con pretensiones los contenidos… , que lo utilicen para poner a parir un oficio más milenario que el propio Cristo, o que hagan titulares con algún susurro o chascarrillo comentado fuera de contexto. Este gran profesional no sólo no lo ha hecho, ¡me quito el sombrero!, sino que ha conseguido plasmar una radiografía personal captando como un buen fotógrafo de almas, mi forma de ser real plasmada en una hoja. Esto, bajo mi punto de vista, es muy importante en cualquier entrevista.

Me ha hecho mucha gracia su calificativo de «Santi Potter» volando con su escoba por «Bertamirans» (Pueblo donde tengo una de mis tiendas, a diez minutos de Santiago de Compostela)­. Siempre me gusto el libro y las películas de la escuela de magia y hechizos, de la gran escritora: «J. K. Rowling», donde me veo muy representado:

-¡Wingardium Leviosa!

­Esta entrevista es tan buena como tu blog Nacho, ¡eres realmente un genio!. Gracias «Vigués», de un «picholeiro»(así es cómo nos llaman a los nativos de Santiago de Compostela)­, te aprecio.

Este periodista no podía decepcionarme habiendo nacido en las modernas tierras de mis grupos preferidos y que tanto escuchado toda la vida: «Golpes Bajos», «Aerolíneas Federales»(que por cierto el productor que las descubrió era mi cuñado), «Siniestro Total», mi venerado «Antón Reixa­»­, entre otros, y los maravillosos: «Killer Barbyes» con mi Diosa viva, a la cual aún venero: «Silvia Superstar»­.

Hoy también me han sacado como noticia un joven periodista llamado: «Saúl Ortiz» que conocí a través de mi ex compañera de concurso: «El Castillo de las Mentes Prodigiosas» y vidente de la queridísima y asesinada: «Lady Dee»: «Josefina Valero». Este niño prodigio del papel couché siempre se ha portado muy bien conmigo desde que salí del concurso, hoy ha escrito con cariño sobre ti diario mío, en tres portales de internet:­ todotele.com, elmundodesaul.com y todofamosos.com.

He telefoneado a mi management: «Paco Barbero», para felicitarle el nuevo año y hablar de mis próximas apariciones públicas. Este hombre esta siempre trabajando, goza de alta categoría y fama en todos los medios. Tengo la grandísima suerte de que me represente y que pierda su tiempo conmigo.

Dani esta dejando de fumar, como mucha gente que me rodea, aprovechando las restricciones de la nueva ley antitabaco. Yo soy ex fumador, me gusta el aroma del tabaco pero soy asmático.
En mi casa nunca fumamos delante de mi padre, que tenía un enfisema pulmonar y fumábamos fuera, esto es de siempre, por respeto.

Si en un local cerrado o un comedor público la gente lo hace me parece correcto que no se les permita, es lo que hay que hacer ya que es educación colectiva y es una muestra de respeto a quien no fuma. Es lógica pura, solidaridad con las personas que no quieran drogarse.

Pero sigo sin entender las leyes, el orden moral que hay tras ellas no me convence, me han parecido siempre arcaicas, obsoletas y llenas de sombras.
Donde a unos benefician, que me parece correcto, son castrantes en libertades y sin alternativas prácticas para otros a los que perjudican.

La ley siempre es aprovechada por venganzas personales de personas que la manipulan a su beneficio y eso es lo que me da miedo.
Pienso que puede pasar en esta legislación anti tabaco, aún deforme, que se utilice dentro de unos meses para cerrar negocios a base de ciudadanos espías, denuncias, multas por comisiones, ambiciones personales o envidias.

Todo se verá, «en esta España tuya, en esta España nuestra».

close

¿Disfrutas de este diario? Por favor corre la voz :)

Tiktok
Instagram
Youtube
Youtube
Twitter
Visit Us
Follow Me
Tweet
LinkedIn
Share
Whatsapp
Skype
Telegram
Telegram
Telegram
Avisarme
Soundcloud
Amazon Music
Itunes Music
Spotify